*


kaminski

En los pantalones de… Francisco Kaminski

Partió como notero en el extinto programa de farándula, Mira quién habla, y pese al fin del proyecto su casa televisiva confió en él y hoy es uno de los rostros más importantes de Mega. El periodista nos confesó estar feliz en su nueva faceta de conductor, habló de la relación laboral que tuvo con Felipe Camiroaga y también dio su postura respecto de la Ley de Drogas.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

kaminskiCuéntame un poco de tu vida previa a los medios de comunicación, ¿dónde estudiaste, de dónde eres?

“Yo soy  de Santiago y estudié  en el colegio Manuel de Salas y después entré a la carrera de periodismo en la Única. Por cerca de seis años fui bombero de la Tercera compañía de Ñuñoa, pero dejé este lindo oficio cuando estaba terminando la universidad”.

¿Cómo llegaste a la tele?

“Yo llegué a aquí porque siempre me gustó, de hecho entré a estudiar periodismo porque quería trabajar en la pantalla chica. Hice mi práctica en Pasiones y de ahí pasé a Mira quién habla, cuando estaba partiendo y después pasé a Mucho gusto y de ahí a un montón de cosas más. Pero fue en Pasiones que me di cuenta que me gustaba harto la tele”.

¿Estuviste en el periodo en que Pasiones era conducido por Felipe Camiroaga?

“Sí, estuve con él un tiempo y después quedó Martín Cárcamo a cargo. Ahí yo hacía las tarjetas de los conductores, contestaba  el teléfono, también veía los casos de parejas y las historias para hacer las recreaciones… si hasta servía los cafés… era el ‘goma’ del equipo (ríe)”.

¿Tuviste oportunidad de compartir con Felipe o había un trato más distante y sólo por asuntos laborales?

“Pude compartir con él, en realidad él era un tipo súper agradable que se daba el tiempo de estar con su equipo y de conocer a cada uno de los integrantes. Era muy simpático, de hecho el día que yo llegué al tiro hubo buena onda y lo recuerdo con cariño, porque aunque yo era el último de la fila se dio el tiempo de conocerme y además pasaba harto tiempo en la oficina conmigo, donde conversábamos harto”.

¿Qué te pasa con la sobre exposición que sigue teniendo la imagen de Felipe Camiroaga, pese a que ya han pasado casi dos años desde su muerte?

kaminski“Encuentro que es una falta de respeto, esa es la verdad,  eso me pasa con la gente que está escribiendo libros, con la gente que escribe notas con temas de él, que sigue  teniéndolo en boga cuando él sólo debería descansar en paz. Siento que los editores ahí cometen un error, porque hay un tema de respeto que yo creo que no se tiene mucho en algunos casos y en algunos programas”.

Cambiando de tema, de tu paso por Mira quién habla, ¿cómo  lo recuerdas?, ¿te gustaba el formato de farándula?

“Al Mira quién habla yo le tengo un cariño súper especial porque, aunque la farándula no es algo que me fascine ni que me apasione, es donde me dieron la oportunidad de poder hacer lo que me gustaba, que era improvisar, romper un poco los esquemas. Recuerdo que hacíamos móviles gigantes afuera de los canales y entrevistábamos a cualquier ‘perico’ que pasaba, entonces esa también fue la primera oportunidad real que tuve de trabajar y de demostrar que yo tenía ganas hacerlo bien”.

Respecto de tu actual participación en Sábado por la noche, ¿ha sido difícil pasar de los móviles a conducir un programa?, ¿que diferencias ves tú?

“Hay muchas diferencias, pero lo bueno fue que yo antes de pasar a Sábado por la noche estuve también en Mucho gusto reemplazando al ‘Luchito’ y a veces participando de panelista en el matinal, entonces tampoco fue tan de golpe el paso de los móviles a la animación. También hice uno que otro reemplazo en SAV, entonces ahí también practiqué un poco. Pero sin duda hay un cambio grande, porque la conducción de un programa es distinto, porque ahí tú pasas a ser el número uno y en base  a eso se trabaja; uno puede pedir las cosas bajo los moldes de uno y también puede opinar con mayor autoridad”.

¿Te gusta más conducir?

“Obvio que sí, ¿a quién no? (ríe)”.

Cuéntame del nuevo proyecto que tienes en Mega, ¿qué tipo de programa es y cuándo va a estar al aire?

“El nuevo proyecto se llama A todo o nada y es un programa familiar que irá de lunes a viernes en el horario de la tarde. Es súper entretenido, novedoso y atractivo porque es un formato que todavía no se ha visto en nuestro país. Fue traído de Argentina, donde ya es todo un éxito, y de verdad que es muy entretenido  porque le va a permitir a la familia chilena participar porque el canal le abre las puertas a todos a concursar. Por cada capítulo participan cerca de 100 ó 120; se arma una fila larga desde el estudio hasta afuera del canal y ahí todos tienen una oportunidad de probar un juego -el que esté en ese momento al aire- y si gana se lleva un premio y si no, se va, pero la gracia es que gane la mayor cantidad de personas posible. Lo bueno es que es súper rápido y tiene juegos súper ingeniosos que harán a las personas sentirse parte del programa también, porque son medios ‘caseros’ y van a hacer que a la gente le den ganas de participar. En cuanto al estreno, yo creo que partirá a mediados de julio, en el segundo semestre”.

kaminski¿Cómo va el plano sentimental?

“Muy bien, estoy súper contento, súper tranquilo. Todo bien con la Carlita (Jara), ella es impresionante. Es una gran mujer la que tengo al lado”.

Tú eres separado, aún así ¿crees en el matrimonio?

“Por supuesto que creo en el matrimonio y también creo en el amor. No porque uno se separe va a quedar ajeno a esa posibilidad. Yo creo que de repente uno comete errores o toma decisiones inmaduramente y por eso a veces se equivoca, pero de que existe el amor, existe y por eso aún creo en el matrimonio”.

Para terminar, respecto del caso de Manuel Lagos y su detención que ha levantado el debate sobre la despenalización del consumo personal de marihuana, ¿cuál es tu postura?

“En general yo ando súper libre por la vida y por lo mismo siento que cada uno tiene el derecho de hacer lo que quiera. En base a esa forma de pensar, obviamente creo que tendría que legalizarse el consumo de marihuana y el cultivo, para que personas como Manuel Lagos -que me consta que no es un traficante, sino que una persona que consume- no estén  detenidos y no tengan que pasar por esto. Lo mismo pasó con Matías Vega, que también  fue detenido por algo injusto. Con la despenalización se podrían evitar un montón de cosas injustas, si es que la Ley 20.000 estuviera bien hecha. Está mal hecha y eso no lo puede discutir nadie, hay vacíos legales y hay que arreglarlos. En mi caso yo no tengo problemas, porque no soy muy apegado al tema de las  drogas ni nada, pero no tengo problemas con la personas que consumen marihuana”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.