*


chalas

Sandalias: Conoce los peligros de manejar con este calzado

A las mujeres les encanta usarlas en la época de calor, sin embargo a la hora de subir a un auto, este tipo de zapato puede ser peligroso y provocar accidentes.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

El calor llegó para quedarse y con él también las sandalias, el calzado más fresco para acompañarnos en el verano. Aunque son cómodas para caminar e ideales para complementar nuestros atuendos, a la hora de manejar pueden convertirse en un riesgo.

Según la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) solamente hay una norma con respecto al uso de calzado en la conducción, pero que sólo corre para las motos, al establecer que el zapato debe cubrir todo el pie y que debe tener planta antideslizante.

Con respecto al manejo de automóviles, si bien no hay una norma específica en la Ley de Tránsito, los expertos recomiendan evitar las sandalias, y usar zapatos que queden bien sujetos, para que no se salgan del pie. Así no perderá el control de los pedales y no sufrirá accidentes.

chalas

Manejar con chalas puede ser riesgoso, por eso, a la hora de subir a un auto lo mejor es usar zapatos cerrados o zapatillas con planta antideslizante.

Según el Safety Manager de Automotriz León, Nicolás Aguayo las sandalias tipo “Hawaianas” o las que popularmente se conocen como “condorito” pueden engancharse al pedal y dificultar la libertad de movimiento ante algún imprevisto. “Usar ese tipo de calzado, o andar descalzos al conducir limita la libertad de movimiento al accionar los pedales. Por esto, lo ideal es usar zapatos ergonométricos para poder pisar los pedales con fuerza y precisión. Debe ser flexible, firme, con sujeción, comodidad y transpirabilidad”, enfatiza.

Además, “los calzados con tacos y con suela de madera patinan muy fácilmente sobre cualquier objeto, como puede ser un pedal. Y ni hablar cuando el pedal no cuenta con la goma apropiada, y queda recubierto sólo de metal. Por último conducir descalzo tampoco es apropiado ya que los pies no tienen  la suficiente adherencia a los pedales, y la pisada se deforma más fácilmente antes una maniobra brusca”, explica Aguayo.

Junto a esto, el profesional recuerda que es importante que a la hora de manejar, las persona recuerden ciertos hábitos como “tener las piernas y brazos semi flexionados, la espalda lo más vertical posible, ya que de lo contrario provoca fatiga en largos trayectos y que en el vehículo haya una temperatura no superior a los 20 grados (en el caso de vehículos con climatizador)”, finaliza.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.