*


pololeo destacada

Cómo ser un apoyo en la primera relación amorosa de tu hijo

¿Eres un padre sobreprotector y te preocupa que tu hijo comience una relación amorosa? Acá te contamos cuál es la posición que debes adoptar para apoyarlo y aconsejarlo en esta etapa.

Por Francisca Cáceres/ @Fraancaceres

¿Quién no tuvo un primer amor en el colegio? Es algo normal y común entre los jóvenes que están creciendo y viviendo su adolescencia. Por lo mismo, no es raro que con el comienzo de clases comiencen a surgir nuevos intereses entre los estudiantes y con ello tu hijo empiece su primera relación amorosa. 

Para quienes son padres, ver a un hijo crecer de un día para otro parece extraño. Es común que exista una necesidad de sobreproteger a los hijos y que además exista cierta preocupación por saber con quiénes se juntan y qué están haciendo. Surge el miedo a que los lastimen o que, así como viven la experiencia del primer amor, vivan con él su primera decepción amorosa. Sin embargo, debemos entender que esta etapa es algo muy normal, que incluso resulta beneficioso para el desarrollo emocional de tu hijo.

pololeo

Imagen gentileza de Pixabay.com

Según explica el psicólogo de la Unidad de Adolescencia de la Clínica Santa María, Cristián Bahamondes, esta etapa se relaciona directamente con el desarrollo de la sexualidad, con saber equilibrar el enamoramiento y la atracción física. “El beneficio de una relación de pareja a temprana edad es que el adolescente tiene más tiempo para aprender a conjugar  el amor con la sexualidad. Cuando se logra una estabilidad entre ambos aspectos, se habla de una relación madura o característica de la etapa adulta”, enfatiza. Agregando que la labor de los padres en este caso es enseñar a sus hijos que el vínculo amoroso no debe basarse únicamente en el deseo físico.

Pero, ¿Cuándo es conveniente que los adolescentes comiencen una relación amorosa? El especialista explica que no hay una edad exacta, pero se calcula que desde los 15 años se manifiesta con mayor intensidad la necesidad de elegir una pareja estable.

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES

1. Comprender a los hijos, ya que en esta etapa de definición de identidad generalmente el adolescente da prioridad a gente externa, dejando de lado al núcleo familiar. Comunicarse y preguntarles sobre su pareja, contarle lo que significa estar en una relación amorosa, advertir los cuidados que se deben tener y hablarles sobre el respeto a los demás.

2. Hablar con los hijos sobre las propias experiencias. Es bueno que los jóvenes sepan de dónde viene todo lo que los padres les enseñan.

3. Intervenir en la relación si ésta se sostiene bajo un vínculo destructivo o ven a su hijo sufrir en reiteradas ocasiones. De todos modos no es bueno hacer generalizaciones y, dependiendo del caso, es aconsejable acudir a especialistas.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.