*


estudio destacada

La importancia de crear hábitos de estudio en tu hijo

Si quieres que tu hijo potencie su inteligencia y destaque entre los alumnos, revisa estos consejos para generar hábitos de estudio.

Por Francisca Cáceres/ @Fraancaceres

Lograr que los hijos se concentren o dediquen ciertas horas al estudio no es fácil. Y es que claro, es más entretenido salir a jugar o pasar horas frente a un videojuego. En muchos casos, el estudio se da de forma natural, pero en otros suele ser una actividad tediosa y aburrida. 

Es por esto que crear hábitos de estudio desde pequeños hace que los niños tengan un buen rendimiento en su desempeño escolar a lo largo de los años. Se acostumbran y se convierte en un hábito tan simple como lavarse los dientes. La experta en pedagogía y directora editorial de Caligrafix, Paulina Schwarze, nos entregó algunos consejos útiles para ayudar a tus hijos a crear hábitos de estudio y, en consecuencia, mejorar el rendimiento escolar.

Estudio

Imagen: Gentileza de Pixabay.com

Según la experta es fundamental que los padres cumplan un rol activo en este proceso, puesto que actúan como supervisores y colaboran en la búsqueda de insumos, acogen sus dudas y frustraciones, y los felicitan por sus esfuerzos y logros.

Al mismo tiempo, Schwarze explica que el tiempo de estudio depende de las características propias del niño o la niña, “hay niños que se cansan con mayor facilidad que otros, por lo que si vemos que  después de 30 minutos ya está cansado y no se concentra, es aconsejable detenerse”.

TIPS PARA GENERAR HÁBITOS DE ESTUDIO

1. Disponer al menos de una hora al día entre el padre y el hijo para que realicen actividades lúdicas vinculadas a los primeros deberes escolares, pero de una manera entretenida. Actividades como pintar, recortar, hojear libros y revistas, y manipular objetos didácticos.

2. Mantener en el tiempo este hábito y realizarlo siempre a la misma hora de manera que la mente del niño vaya programando sus horas de estudio.

3. Elegir un espacio de estudio que evite las distracciones y conservarlo como tal. Esto implica mantener la televisión apagada y estar lejos de los ruidos. Estudiar en un ambiente más relajado favorece el aprendizaje y lo hace mucho más significativo.

4. Acompañar al niño mientras estudia, prestarle exclusiva atención a lo que hace o realizar otra actividad intelectual como leer o escribir. De esta forma serás un modelo para tu hijo que te verá disfrutando de actividades que requieren pensar y concentrarse.

5. No estudiar justo antes de la prueba, ya que puede provocar mayor estrés y lo más probable es que lo aprendido sólo se transforme en conocimiento superficial y de corto plazo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.