*


recien-nacido

Consejos para visitar a los padres de un bebé recién nacido y no molestar

Autora de libros sobre maternidad publicó excelentes recomendaciones en su blog para no convertirse en una visita inoportuna cuando nace un bebé. Revísalas acá.

Por Francisca Quezada

El nacimiento de un bebé es sin duda sinónimo de alegría y emoción, tanto para los familiares como para los amigos que rodean a quienes se han convertido en padres. Por esto, es natural que todos quieran conocer y visitar al recién nacido.

Sin embargo, hay ciertas cosas que como visitas debemos considerar, para así no convertirnos en una molestia. Pilar Martinez, es madre y autora de los libros “Destetar sin Lágrimas” y “Los 5 Pasos para Tener Éxito en tu Lactancia Materna”, y en su blog Maternidad Continuum publicó 10 consejos para visitar a un recién nacido. Acá te dejamos los mejores.

bebé

Imagen: Gentileza de Pixabay.com

1. Si no eres cercano a la familia, evita ir al hospital

Espera a que te inviten para así no importunar a la madre, que por razones obvias, estará muy cansada e incómoda los primero días.

2. Después de las 7 de la tarde, no son horas de visitas

Por lo general cuando los bebés son recién nacido tienen ciertas rutinas que se deben respetar y cuando éstas son interrumpidas, pueden generar que tanto los padres como el bebé pasen una muy mala noche, asegura Pilar en su sitio.

3. Evita las opiniones y recomendaciones

A menos que te pregunten, es mejor que evites demostrar tus conocimientos maternales, porque aunque tengas la intención de ayudar, esto puede molestar profundamente a los padres, y por sobre todo a la madre, que está lidiando con un festival de hormonas después del parto y no está en su mejor momento para recibir estos comentarios.

bebé

4. No pidas cargar al recién nacido si no te lo ofrecen

Aunque te mueras de la ternura y de las ganas de tomar a un bebé recién nacido, evita hacerlo. Según la experta en maternidad, no hay nada que estrese más a un bebé que pasar de mano en mano. Además así evitas poner incómoda a la madre. Pues si no te lo ofrece, es porque no quiere que lo tomes.

5. El físico de la madre no es tema

Esto es una regla básica. Borra de tu repertorio frases como “No quedaste tan gordita”, “Te ves hinchada”, “Uy que te crecieron las pechugas”, “No te ves tan mal”. En serio, no son necesarias.

Revisa el listado completo de recomendaciones en el sitio Maternidad Continuum.

¿Qué otras recomendaciones agregarías a esta lista?

Tres formas de vestirse y sentirse cómoda en el embarazo – Biut.cl

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.