*


Probióticos, un mundo de beneficios

Por Camila Essus

No son alimentos pero sí ayudan a mantener al cuerpo saludable. Los probióticos, populares en el último tiempo por la cantidad de beneficios sobre zona intestinal, son bacterias que ayudan a repoblar este sector debido a enfermedades de largo tratamiento o excesivo uso de antibióticos.

El daño a la flora intestinal puede remediarse mediante el consumo de probióticos, bacterias utilizadas para mejorar la flora presente en tubo digestivo y hoy es posible ingerirla de diferentes maneras. Para tratar sus ventajas, el Doctor de la Universidad de Chile Roberto Rojas, conversó con Biut y contó sus funciones esenciales.

La palabra probiótico significa “a favor de la vida”.

Según el especialista, estas bacterias, conocidas comúnmente como probióticos, son utilizados para “ayudar a que la flora intestinal vuelva a crecer”, por ejemplo en casos de enfermedades importantes de largo tratamiento que hayan afectado la salud general del organismo.

¿En qué casos es recomendable?

Cuando una persona ha requerido usar tratamiento antibiótico por un tiempo prolongado o con antibióticos muy potentes que destruyen gran cantidad de bacterias, se utilizan los probióticos para recuperar la cantidad de flora intestinal, situación en la cual cumple una función protectora del sistema defensivo.

En pacientes que tienen enfermedades crónicas o graves, diabéticos con diarreas frecuentes.

TABLETAS V/S YOGHURT. Hoy en día, el consumo de probióticos es bastante simple y cómodo. Si antes estaba solo disponible en productos como el yogurt, ahora existen cápsulas que facilitan su trasporte al contrario de llevar productos que además contienen leche, se natura y puede contaminar.

Las cápsulas pueden estar en el medioambiente por mucho tiempo y no le va a pasar nada al probiótico. La cantidad de células viables que vienen por cada cápsula contiene mucho mayor cantidad de probióticos que la que puede aportar un mismo volumen de un lácteo.

¿Cómo comprarlos? En estricto rigor, los probióticos no son medicamentos y tampoco necesitan adquirirse con receta médica. Son productos que ayudan a mejorar una función del organismo, al igual que las vitaminas, que también forman parte del rol del funcionamiento de muchas células del cuerpo.

CONTRAINDICACIONES

El uso de probióticos en medicina es por un tiempo más o menos acotado y después de eso no es necesario seguirlo usando.

Se recomienda limitar su uso en pacientes que sean inmuno suprimidos, personas que por alguna causa tengan deficiencia en su sistema inmunológico es mejor no usarlos porque como son bacterias, eventualmente pueden no comportarse de forma beneficiosa sino que potencialmente transformarse en dañinas para el organismo, en un paciente que tenga su sistema inmunológico deprimido.

Además, en lactantes menores de 2 años, tampoco hay estudios que demuestren su beneficio. Como su sistema inmunológico es aún muy inmaduro, con el consumo de probióticos puede verse comprometido.

En caso de embarazadas, no hay estudios científicos grandes que demuestren un beneficio.

TAGS:
ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa