*


Sin título-1

El motivo que llevó a Lady Di a sufrir un complicado trastorno alimenticio

Fue un comentario del príncipe Carlos que desató la bulimia y el trastorno de la princesa, llevándola a tener un caos en su vida.

Por Isa Luengo

La vida de la realeza a muchas les puede parecer fascinante. Sin embargo, la biografía de Lady Di nos demuestra una vez más que el mundo de las reinas y princesas no es para nada color de rosa.

Y es que según Andrew Morton, autor de “Diana: su verdadera historia”, reveló que la princesa fue víctima de la bulimia, debido al constante estrés que tenía por su pública relación con el príncipe Carlos.

Imagen: Instagram @lady.diana._

Imagen: Instagram @lady.diana._

Según la biografía, pese a que los medios comenzaron a fijarse en el cuerpo y peso de la princesa, no fue hasta que el príncipe Carlos le hizo un desafortunado comentario, que la princesa comenzó a desarrollar la bulimia.

“Mi bulimia comenzó la semana después que nos comprometimos. Mi esposo puso su mano en mi cintura y me dijo: ‘estás un poco gordita, ¿verdad?’. Eso desencadenó algo en mí”, afirmó Lady Di al biógrafo, Andrew Morton.

En las conversaciones con Morton, la princesa recordó que “la primera vez que me provoqué ese mal. Estaba emocionada porque pensaba que era un modo de aliviar la tensión”, fue justo antes de la boda en julio de 1981.

Imagen: Instagram @lady.diana._

Imagen: Instagram @lady.diana._

Con el pasar del tiempo, la princesa comenzó a bajar de peso rápidamente. Y como era de esperar, los medios de comunicación no tardaron en darse cuenta. “La primera vez que me probé el vestido de novia, mi cintura era de 73 centímetros. El día que nos casamos, medía 58 y medio. Me achiqué a nada”, recordó.

Además de tener que acostumbrarse a la prensa y los paparazzis, Diana tuvo que lidiar con el romance “secreto” del príncipe Carlos y Camila Parker, lo que la agotaba aún más.

Para la luna de miel, Carlos llevó un regalo que le había hecho Camila: un par de gemelos con el logo de Chanel, lo que provocó los celos de Lady Di y que su trastorno se volviera aún más feroz.

“La bulimia ya era espantosa. Absolutamente horrible, sucedía cuatro veces al día en el yate (donde pasaron parte de su luna de miel). Todo lo que encontraba lo engullía y me enfermaba”, reconoció en la conversación con Morton.

Imagen: Instagram @dianaprincesadegales

Imagen: Instagram @dianaprincesadegales

Luego de un tiempo, entre agosto y septiembre, la pareja se hospedó en Balmoral, la casa de vacaciones de la Reina. “En octubre estaba por cortarme las venas. Estaba muy mal. Pronto dejé Balmoral para buscar tratamiento, no porque odiara el lugar, sino porque me sentía muy mal. El mundo se derrumbaba a mi alrededor”, señaló.

El horror que vivía Diana de Gales

Finalmente buscó ayuda en varios especialistas, que le recetaron distintos medicamentos que no la ayudaron del todo. “Me dieron altas dosis de ansiolíticos. Yo les decía lo que necesitaba, ellos me recetaban las píldoras. Debía mantenerlos felices. Querían ir a dormir por las noches sabiendo que la princesa de Gales no apuñalaría a nadie. Pero la Diana que aún seguía ahí, decidió que sólo necesitaba tiempo y paciencia”, recordó.

En otra ocasión, la princesa señaló que luego de una pelea con Carlos, se lanzó por las escaleras. “No me importó que llevaba un hijo. Me lastimé el estómago. La Reina salió totalmente horrorizada, temblaba, estaba muy asustada. Carlos estaba cabalgando y cuando volvió se portó indiferente”.

Imagen: Instagram @lady.diana._

Imagen: Instagram @lady.diana._

Como muchos se percataron de su gran baja de peso, le comenzaron a preguntar sobre el tema, a lo que Diana respondía que no tenía tiempo para comer, por su apretada agenda. Sin embargo, la Reina sabía de su problema alimenticio y culpaba a la bulimia de los problemas que tenían Carlos y Diana.

“Ella me dijo que creía que esa era la razón por la que nuestro matrimonio había ido cuesta abajo, porque Carlos tenía dificultades con la bulimia de Diana”, recordó. “Eso hizo que me diera cuenta de que todos veían aquello como un problema del matrimonio y no como una consecuencia del matrimonio”, señaló.

La solución a la bulimia

Cuando comenzó a meterse en trabajos voluntarios, se dio cuenta de lo que podía perder si no se ocupaba de su problema alimenticio y no buscaba ayuda.

Imagen: Instagram @lady.diana._

Imagen: Instagram @lady.diana._

Es así como encontró a un psiquiatra que la ayudó y comenzó a recuperar su autoestima y su vida. En 1990 la bulimia había parado, lo que ayudó a que retomara su vida de una forma más madura.

Dos años después se reunió con Morton a quien le reveló todo este problema y él escribió el libro contando los detalles de la bulimia de la princesa, entre otros secretos de su vida real.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.