*


[Columna] Los beneficios de ser una mujer independiente en tu trabajo

"Si eres independiente y trabajas con un sistema organizado, equipo y protocolos, los beneficios de ser tu propia jefe son miles"

PAMELA QUEZADAPSICÓLOGA Y COACH / INSTAGRAM: @PAMEQUEZADA_PS / WEB: PAMELAQUEZADA.COM

Por Biut

Todas queremos tener la libertad soñada para irnos de vacaciones cuando queramos, no tener un jefe y manejar nuestros tiempos. Sin embargo, muchas mujeres temen sobre los efectos que puede tener esta decisión en sus  finanzas y estabilidad laboral, pensando que la independencia va a afectar a estos dos elementos tan importantes.

Es por eso, que en esta columna les quiero contar cuáles son los beneficios de ser una mujer emprendedora, desmitificando que ser independiente es sinónimo de incertidumbre y vulnerabilidad económica.

Si eres independiente y trabajas con un sistema organizado, equipo y protocolos, los beneficios de ser tu propia jefe son miles.

sueldo

Imagen: Gentileza Pixabay.com

Beneficios de ser una trabajadora independiente

– Uno de ellos es que “alargas” tu vida laboral útil. ¿Cómo es esto? Hoy por hoy las empresas desvinculan rápidamente a personas mayores de 45 años. Si cumpliste 50 años y no has hecho una carrera profesional importante, corres el riesgo de ser despedida de la noche a la mañana. Esto no pasa cuando eres independiente, porque tú eres la que decide si trabajar o no, y tienes las riendas de hacerte cargo cuando las cosas no van bien.

– Otro gran beneficio es que, al ser ordenada con tus tiempos, puedes organizar tu agenda para priorizar momentos en que, estando contratada, quizás no podrías estar: ir a buscar a tus hijos al colegio, almorzar con tus seres queridos, tener una tarde libre para disfrutar las actividades que te gustan, practicar deporte, etc.

– Otra ventaja de ser independiente es que vas armando y guiando tu carrera como quieras. Si planificas bien, puedes crecer exponencialmente en tus ingresos. Y en la medida en que vayas armando equipo, cada vez puedes trabajar menos, sin dejar de ganar dinero.

– Y por último, el ser independiente te pone en jaque en muchos sentidos personales. Elegir a tus clientes, aprender a negociar, tomar decisiones sola, etc. Esto invariablemente genera un crecimiento interior, que da una sensación de logro y fortalecimiento personal.

– Personalmente, el atreverme a emprender y acompañar a otras mujeres a que lo hagan, ha sido un maravilloso camino de empoderamiento y desarrollo de mi autoestima, que no sé si hubiera logrado al estar contratada.

– Invito a las mujeres a que si tienen el sueño de renunciar a su trabajo y emprender para seguir sus sueños: ¡atrévanse! Les advierto, el camino no es fácil y hay que ser muy constantes, sin embargo, los beneficios personales y la calidad de vida lo retribuyen con creces.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa