*


Lo que nos hace más felices: pensar en nosotros mismos

Por Biut y Agencias

En una primera aproximación, el resultado del estudio sorprende: lo que por estos días hace más felices a los chilenos son los aspectos que tienen que ver con ellos mismos, más que con su familia. Pero en una segunda mirada, se impone la lógica en el análisis: está cambiando la forma en que los chilenos buscan o construyen su felicidad. Antes era a partir de la familia, hoy está siendo a partir de ellos mismos para estar mejor con la familia.

Es decir, aunque los chilenos están satisfechos con su núcleo familiar, no es esa la principal causa de su felicidad. Así lo plantea la encuesta realizada por Collect GfK sobre el estilo de vida nacional, que indagó acerca de la satisfacción en diferentes áreas y la correlación de éstas con la felicidad. El resultado fue que la salud física y mental lideraba la lista de factores que tiene mayor vínculo con la felicidad, seguido de la apariencia física y, en tercer lugar, las relaciones familiares (ver recuadro).

Y como para despejar cualquier duda, en el mismo estudio los consultados, al hablar de sus intereses, mencionan con insistencia (67%) la música, el bienestar, vida sana, belleza y cuidado personal como sus mayores intereses. Y aquí viene lo sorprendente, más interesante incluso que el cuidado y la educación de los hijos (60%).

¿Estamos perdiendo el norte? No. Para los especialistas esta priorización de aspectos personales ligada a la felicidad está relacionada con los cambios sociales y culturales que se están produciendo.

“En estos tiempos las personas intentan superar la contradicción de la individualidad versus la familia. Son atributos de identidad; quieren hacer visible que tienen una identidad individual y también de familia. Es una nueva ecuación que combina familia y tiempo con uno. Esta dualidad estuvo negada y ahora se está descubriendo en Chile. Y esa fascinación por el descubrimiento hace que los temas más personales incidan más en la felicidad por ser una transición”, dice Carlos Catalán, sociólogo.

Una transición que, al separar por género, se ve más enfatizada en hombres que en mujeres. Porque mientras ellos creen que los aspectos que más se vinculan con la felicidad es la salud mental y física, la apariencia y luego la relación con los amigos, en las mujeres el principal aspecto es la relación familiar, seguida de la apariencia física y la situación económica.

“El concepto de cómo ser feliz también está cambiando. Antes era para ser feliz yo, primero mis cercanos tenían que estar bien. Ahora se entiende que para que pueda estar bien el resto, por ejemplo mi familia, primero tengo que estar bien yo. Eso lo han entendido más los hombres, que no ven nada de malo en preocuparse de cosas más livianas y no sólo en el rol de proveedor. Entienden que si se sienten bien, por ejemplo menos estresados, su familia también estará mejor. Para la mujer la apariencia física (para mejorar autoestima) también es importante, pero sigue pensando que sería culposo que su felicidad no estuviera primero ligada a la familia”, dice José Miguel Ventura, gerente comercial de Collect GfK.

La familia como valor esencial

Claro, las percepciones están cambiando. Pero no tanto, el entorno familiar sigue siendo un valor fundamental, de hecho, ante la pregunta ¿qué tan satisfecho se encuentra de la relación con su familia?, los consultados respondieron que un 67%. “La familia es una fuente de gratificación asegurada. No así la salud mental y la apariencia física, donde hay posibilidad de ser afectado por la infelicidad. Por lo tanto, cuando hay un cambio positivo en estos otros aspectos que nos llevarían a estados depresivos, hay percepción de mayor felicidad”, dice Jorge Sanhueza, decano de la Escuela de Sicología de la U. Adolfo Ibáñez.

Sin embargo, cuando se habla sólo de pareja el panorama cambia. El 54% está satisfecho con la relación que tiene con su compañero(a), pero al momento de jerarquizar, este aspecto está séptimo en la lista de los ámbitos que inciden en la felicidad. Más abajo aún, que la relación con los amigos y la situación económica. “La relación de pareja es una fuente potencial de conflicto y crisis. Esta es una dimensión en la que los chilenos les cuesta trabajar o invertir energía. Se prioriza lo personal y social. Al final lo afectivo”, enfatiza Sanhueza.

El lado B de la apariencia física

Más allá del bienestar que puede producir la apariencia física, la felicidad está ligada a este aspecto por el significado que adquiere en la sociedad.

Los expertos dicen que los estándares están cada vez más exigentes y que la apariencia está relacionada también con el éxito de las personas, como por ejemplo el laboral. Según la encuesta, 76% piensa que para alcanzar el éxito laboral es importante la apariencia física.

“No hay una preocupación por sí mismo, hay una preocupación por la imagen que se proyecta porque es una sociedad competitiva y visual, donde las comparaciones son permanentes. De ahí la necesidad de mostrarse como mejor que el otro, como más triunfador, competitivo, etc.”, comenta Cristián Cortés, sicólogo de la U. Católica.

Ranking de los aspectos que más influyen en la felicidad

1 Estado de salud física y mental.

2 Aspecto o apariencia física.

3 Relación con su familia.

4 Tiempo libre

5 Relación con los amigos.

6 Situación económica.

7 Relación con la pareja.

8 Sueldo

9 Educación de los hijos.

10 Trabajo o cargo que desempeña.

11 Seguridad ciudadana.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.