*


alexismaytefin2

¿Por qué nos afectan tanto las rupturas sentimentales de los famosos?

El quiebre de Mayte Rodríguez y Alexis Sánchez desató una ola de comentarios tristes por el fin de su relación. “Nos sentimos partícipes de las historias ajenas”, dicen los expertos.

Por Soledad Reyes

Se supo al mediodía y de inmediato las redes sociales colapsaron de comentarios al respecto. Y si bien hubo los clásicos llenos de burla o mala intención, la mayoría de los dichos sobre el quiebre de Mayte Rodríguez y Alexis Sánchez fueron expresiones tristes por el fin de la mediática pareja.

Es que los términos de relaciones no sólo nos sorprenden, sino también nos afectan. Sobre todo si la celebridad en cuestión es “querida” por el público.

alexismaytefin1

Pero, ¿por qué podemos sentirnos tristes por las rupturas de dos personas que sólo conocemos a través de la televisión o las redes sociales?

El sicólogo Andrés Colberg explica, en la web de LA Nación Argentina, que “la fascinación que algunas personas sienten hacia las parejas del mundo del espectáculo es una reacción completamente normal, que se fundamenta en el principio conocido como búsqueda transderivacional”.

Es decir, “una persona asocia de manera inconsciente un relato, una imagen o situación particular con sus recuerdos o problemas, y lo adapta a su realidad”, manifestando que “por eso es que las personas nos sentimos partícipes de las historias ajenas”.

Así, indica el profesional, “el individuo se proyecta en las situaciones de los famosos, de la misma forma que podría hacer con una escena de una película, serie de televisión, telenovela o cualquier otro tipo de manifestación artística, debido a que a nivel inconsciente, el cerebro no distingue entre lo que tiene que ver con otra persona y lo que se refiere a sí mismo”.

Colberg mencionó a La Nación que, “aunque no es dañino ese efecto apasionado que provoca en algunas personas las separaciones, infidelidades y otras situaciones lamentables relacionadas con la vida privada de los famosos, es prudente cuidarse de no sufrir más de lo debido por ellas”, indicando además que cuando “dejas de hablar de otros temas y solo hablas de eso, dejas de hacer otras actividades, te dejan de interesar otros estímulos, te sufres de forma dañina un dolor que no es tuyo, ya no es normal”.

De esta forma, “una separación o ruptura de un famoso no debe ser personal para alguien más allá de lo que es personal si es de un ser humano común”, concluyó.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.