*


mantas

Mantas con peso: ¿por qué son un buen regalo para niños con problemas de integración sensorial?

Estudios explican que el peso de estas mantas asemejan a un abrazo, lo que ayuda a liberar la hormona de la calma y la que induce el sueño.

Por Ignacia Romero

Los niños con problemas de integración sensorial, suelen tener problemas para calmarse y alcanzar la tranquilidad necesaria para un sueño reparador.

Por esto es que las mantas con pesos se han convertido en una excelente alternativa para mejorar la calidad de sueño, tanto para niños y adultos.

Según SensoryChile, las mantas con peso asemejan el efecto de un abrazo en el organismo, por esto ayudan a liberar Serotonina,  la hormona de la calma, y a su vez Melatonina, la cual induce el sueño, mejorando la calidad de sueño.

mantas

Imagen: Instagram @SensoryChile

Beneficios de las mantas con peso

Desde Sensory Chile, donde comercializan productos para ayudar a niños y adultos con problemas de integración sensorial, estrés, problemas de sueño y ansiedad, entre otras cosas, destacan los beneficios de las mantas con pesos.

Reducen el estrés y la ansiedad Estudios han demostrado que las mantas pesadas aumentan los niveles de serotonina y dopamina

​- Sueño más profundo Maximizan la relajación y minimizan el movimiento del cuerpo para un ciclo REM más profundo

​- Comodidad La combinación de microfibra ultra suave y sensación de peso hace que esta sea la manta más cómoda que jamás hayas experimentado.

mantas

Imagen: recuperada de Sensory.cl

Según consignan en el mismo sitio especializado en integración sensorial, este tipo de mantas utilizan el poder del ‘input propioceptivo’, conocido como “estimulación de presión táctil profunda“, que es un método terapéutico que estimula los puntos de presión en el cuerpo, los que están relacionados con la mejora del sueño, el estado de ánimo y la relajación.

Lo anterior ayuda a una “reducción en los niveles de cortisol y un aumento en la producción de serotonina, que disminuye la frecuencia cardíaca y la presión arterial“.

Existen varios tipos de mantas para las necesidades de cada uno, además de distintos tamaños y pesos. Para elegir la manta adecuada que necesita tu hijo/a, debes tener en cuenta principalmente su edad.

Niños menores de 5 años: Mantas Chicas – 70 x 80 cms. / Aprox 1,800 kgs de peso

Niños de 5-10 años: Mantas Mediana – 80 x 100 cms / Aprox 2,700 kgs de peso

Niños sobre 12: Mantas Grandes – 100 x 135 cms / Aprox 5,400 kgs de peso

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.