*


Imagen: Gentileza Freepik.com

¿Cómo ayudar a niños y adolescentes a enfrentar el miedo a una cirugía?

A raíz de la grave situación que está viviendo el hijo de Cecilia Bolocco y Carlos Menem, nos preguntamos cómo preparar a los niños para este tipo de procedimientos médicos.

Por Javiera Kessra

Hoy se confirmó la presencia de un tumor cerebral alojado en el cerebro del hijo de Cecilia Bolocco Máximo Menem. Debido a esto, el hijo de la ex Miss Universo, mañana será sometido a una cirugía de alto riesgo.

“La cirugía se hará con un equipo de especialistas en tumores cerebrales, durará casi todo el día y mañana recién a las 19:00 horas tendremos noticias para contar un poco más sobre la situación del niño. La ubicación es totalmente positiva, no se saben las características del tumor”, indicó  en un punto de prensa la doctora May Chomalí de Clínica las Condes.

Sin duda una noticia así no es fácil de digerir para nadie, menos para los niños y adolescentes, que muchas veces no entienden lo que está ocurriendo o no saben cómo manejar sus temores. Por esto, es importante saber cómo contenerlos según su edad. 

Imagen: Extraída de la cuenta deInstagram @ceciliabolocco

Imagen: Extraída de la cuenta deInstagram @ceciliabolocco

¿Cómo preparar a un niño para una cirugía?

Según informa el sitio Web de promoción de la salud y el bienestar infantil del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, Faros, los temores y las fuentes de estrés de los niños en relación a una cirugía y a los ingresos hospitalarios van modificándose con su edad y su capacidad de comprensión de la situación, así como de la enfermedad que padece y la personalidad del menor. Sin embargo, los niveles de estrés no son los mismos para todas las edades.

En niños de entre 1 y 3 años de edad:

Los principales temores son en relación a la separación de los padres. Pueden incluso albergar fantasías de ser abandonados en el hospital. Intenta pasar el máximo tiempo posible junto a tu hijo. Actúa de forma habitual, sin sobre protegerle ni haciéndolo sentir más niño. Dile que estás con él, háblale y explícale lo que están haciendo, aunque no lo comprenda del todo. Refuerza el contacto corporal y llévale algún objeto familiar de referencia para el niño, ya que podrá acompañarlo en momentos donde tú no estés, si te lo permiten.

En niños de 3 a 6 años de edad:

El miedo radica en el dolor durante la cirugía y después de ellaPueden aparecer los temores y la ansiedad ante las agujas, los procedimientos y los aparatos desconocidos. Por eso, debes normalizar los miedos de tu hijo, pero trata de desactivarlos: explícale que durante la cirugía estará como dormido, porque un médico especialista se dedicará sólo a esto.

En cuanto al miedo a las agujas, no lo dramatices, pero tampoco lo minimices ni ignores. Posiblemente, ya le hayan pinchado alguna vez, con lo que su hijo puede evocar cómo es eso del pinchazo y cómo no es. Ofrécele la comparación con un pinchazo de un insecto, pero sin picor, para que pueda imaginarlo. Enfócate en siempre insistirle que lo que están haciendo le ayudará con su problema, el cual debe ser resuelto.

hijo

Imagen: Gentileza Freepik.com

En niños de entre 6 y 12 años de edad:

En esta etapa, el miedo a la separación disminuye bastante o, al menos, es más fácil de calmar. Pero aumenta el miedo al dolor, a la anestesia y no despertar de ella y a sufrir secuelas físicas visibles tras la intervención. Además, muestran temor y pudor porque los vean desnudos o les toquen partes de su cuerpo que no quieren.

Trata de darle a tu hijo explicaciones claras y racionales. Explícale que durante la cirugía un médico especialista, el anestesiólogo, le va a dar unos medicamentos para que no sienta dolor y no esté despierto. Y luego, cuando todo acabe, le despertará y todo habrá pasado. A esta edad es muy importante subrayar el hecho de que se va a despertar después de la intervención y que es imposible que se despierte durante el procedimiento. En cuanto a las agujas, no ridiculices el posible miedo del niño, pero compáralo a un pinchazo por un mosquito, pero sin picores.

Comenta con él en términos realistas dónde le va a quedar una cicatriz y que tamaño va a tener. Si es posible, hágalo en presencia del médico. En cuanto a la desnudez, aclárale a su hijo que, junto a los padres y madres, los médicos y todo el personal sanitario son los únicos que pueden examinarle y tocarle cuando está desnudo.

hijo

Imagen: Gentileza Freepik.com

En adolescentes:

Los adolescentes comprenden los procedimientos, por lo que sus miedos aumentan. Sus fuentes de estrés tienen que ver con el miedo al dolor y al cambio en el aspecto físico, así como también a la cirugía o no despertarse tras ella. En esta etapa existe el temor a pasar vergüenza o ser humillados, a no ser buenos pacientes, a parecer infantiles o ser considerados unos cobardes y los temores relacionados con su imagen social.

Intenta tomarte muy en serio estos posibles miedos de tu hijo adolescente. Evita hacerle sentir que sus miedos son injustificados o exagerados. Ayúdale a que él mismo pueda buscar formas de tranquilizarse y que pueda preguntar todo lo que necesite a los doctore o, si no, intenta responderlas tú.

Presentan temor ante la anestesia, por ser un procedimiento desconocido y por la pérdida de control sobre uno mismo. Si es posible que el anestesiólogo hable con su hijo antes de la intervención, esto le tranquilizará. De lo contrario, infórmale tú mismo, haciendo hincapié en que el especialista tiene los medios para controlar cada una de esas fases.

La información es el mejor tranquilizante del mundo, tanto para tu hijo como para ti. Anticipa sus miedos e intenta responder a todas sus preguntas. Si no conoces una respuesta, no dudes en decírselo así mismo a tu hijo y en buscar en los profesionales del hospital la respuesta que necesita.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.