*


Hombre

Hipogonadismo, cambios sexuales del hombre pasados los 40

Por Biut y Agencias

Disfunción eréctil y reducción de la libido son parte de los síntomas que genera esta condición.

Pasados los 40 años, los hombres presentan una serie de cambios en relación a su conducta sexual. A diferencia de las mujeres que sufren un brusco y completo corte de la producción de hormonas femeninas, conocido como menopausia, en el caso de los hombres, los cambios son graduales, debido a que si bien la testosterona se reduce, su nivel no llega a cero.

Este proceso natural asociado al envejecimiento de las funciones reproductoras masculinas es conocido como andropausia o hipogonadismo, y provoca la disminución de la libido, una baja en la motivación, leves cambios en la fertilidad y disfunción eréctil, entre otros.

Para comentar las diversas características de estos cambios y cómo poner atención a sus síntomas, el urólogo de Clínica Vespucio Dr. Hernán Ramírez detalla sus causas y principales formas de tratamiento.

Existen dos tipos de causas relacionadas con la andropausia. Las primarias, que “tienen relación con la falla de la función de los testículos, como infecciones, traumatismos genitales, tumores testiculares o el envejecimiento, y las secundarias que afectan a la hipófisis, glándula cerebral que a través de otras hormonas, controla el funcionamiento de los testículos. Algunas de estas causas son los medicamentos que se consumen, la obesidad y trastornos genéticos que estén relacionados con el desarrollo de la hipófisis, entre otros”, señala el especialista.

Algunos de los síntomas del ámbito sexual generados por el hipogonadismo son la disfunción eréctil y la reducción de la libido. “Otros de los síntomas que se pueden presentar es la dificultad para concentrarse, fatiga, baja en la motivación, falta de fuerza, mal rendimiento intelectual, pérdida de masa ósea (osteoporosis) y muscular, disminución del vello corporal, por mencionar algunos. Incluso se asocia con estados depresivos”, apunta.

Según el urólogo de Clínica Vespucio, los pacientes por sobre los 40 años son los que en su mayoría padecen de esta patología. Éstos deben poner especial atención cuando se produzca disfunción eréctil, disminución de la libido y fatiga.

En cuanto a la fertilidad, los efectos de la andropausia son menores, ya que la disminución de la testosterona es un proceso gradual, sin embargo, se sabe que provoca una baja en la producción de espermatozoides.

Los tumores testiculares o de hipófisis, el compromiso testicular por el virus de la papera y los traumatismos testiculares, son algunos de los factores de riesgo que pueden estar más comúnmente asociados a la enfermedad. “Patologías como la diabetes y la hipertensión también la favorecen, al igual que el exceso de tabaco, alcoholismo y abuso de drogas”, describe.

La aplicación de una terapia de reemplazo hormonal con testosterona a través de inyecciones de corta o larga duración es el principal tratamiento que se utiliza, siempre bajo la supervisión de un urólogo, debido a que podría desencadenar un cáncer prostático. “Los medicamentos, la cirugía o la radioterapia son los modos de tratar los problemas a la hipófisis, dependiendo de cuál sea su origen”, afirma el Dr. Ramírez.

La mantención de una vida sexual activa es una buena manera de retardar la aparición del hipogonadismo, debido a que los cambios en la respuesta sexual, con frecuencia se asocian a factores distintos al simple hecho de envejecer.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.