*


love

Enamorarse del jefe: Los pro y los contra

Por Javiera Arrate /@javiarrate

El amor es un sentimiento incontrolable. Escapa de nuestras manos, puede estar en cualquier parte y las probabilidades de encontrarlo en la oficina son altas. Si te pasó o crees que te puede pasar, te damos consejos para enfrentar este complicado escenario.

Por mucho que intentemos evitarlo, el amor puede germinar en cualquier lugar. Y no es de extrañar que si pasamos gran parte de nuestra vida en la oficina, nos enamoremos de algún compañero de trabajo, o incluso de nuestro jefe.

Es común que los matrimonios se hayan conocido en alguno de sus trabajos. Según un encuesta hecha por la revista Glamour y Lawyers.com, un 41% de los encuestados declaro haber tenido una relación amorosa con alguien del trabajo. Además la inserción de la mujer en el mundo laboral ha aumentado las probabilidades de llenar el trabajo de amor.

La oficina es un lugar bastante bueno para conocer a alguien románticamente, ya que lo podemos conocer como realmente es. A diferencia de una discoteque, donde el ruido no permite conversar tranquilamente y la situación es bastante más forzada.

Siempre es un riesgo entablar una relación con alguien que trabaja en el mismo lugar que uno, por lo que te recomendamos pensarlo muchas veces, sobre todo si es tu jefe.

Pero no todo es malo a la hora de enamorarse del jefe, tener un romance siempre nos encanta. Esconderlo puede ser emocionante, sobre todo al comienzo, te puede parecer muy divertido y adrenalínico.

Sabemos que lo más probable es que le hagas caso a tu corazón, te arriesgues y no planifiques mucho, por lo que te entregamos unos consejos para que se te faciliten las cosas.

Consejos para que todo funcione

1. Si comienzan a salir y aún no es nada consolidado, manténganlo en secreto. La idea es que si no funciona no sea tema de rumores ni conflictos.

2. Cuando ya decidan entablar una relación, comuníquenlo al resto de su equipo de trabajo, la transparencia y sinceridad son muy valoradas. Además mantenerlo en secreto eternamente no es opción, lógicamente los compañeros se enterarán algún día y lo mejor es que sea de su propia boca.

3. Aunque lo ideal es separar lo laboral de lo amoroso, somos la misma persona durante todo el tiempo. Es muy difícil no mezclar los dos ámbitos, sobre todo si trabajan en conjunto. Lo que te recomendamos para evitar conflictos es que si él te llama la atención, entiendas que no es nada personal y que lo hace sólo para mejorar tu rendimiento laboral.

4. Evita recriminarle discusiones del trabajo cuando estén fuera de la oficina, con esto lo único que lograrás es desgastarla. Traten de llegar a acuerdos para que ninguno de los dos salga perjudicado profesionalmente.

¡Te deseamos mucha suerte!

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa