*


carmenn1

Carmen Gloria Arroyo por manifestaciones feministas: “Es bastante básico quedarse en un par de tetas, lo que se está diciendo es mucho más”

La abogada habla de las tomas feministas y de muchas de las cosas que no han cambiado en las universidades hasta el día de hoy. “En los exámenes quedaba a criterio del profesor que no te quisiera tomar el examen por el largo de tu falda o tu escote”, recuerda.

Por Soledad Reyes

 

Fue alumna de la Universidad del Desarrollo y allí le tocó presenciar las mismas malas prácticas que varios movimientos feministas alegan de sus escuelas hoy en día.

Carmen Gloria Arroyo apoya con convicción al movimiento que pide la existencia de protocolos de acoso y la eliminación de prácticas sexistas en las universidades. “Todo lo que ha pasado me ha pegado bien de cerca porque uno, es en las escuelas de derecho, y dos porque donde se gestó todo fue por la denuncia de tres alumnas a un connotado profesor que fue presidente del tribunal constitucional”, revela el rostro de TVN, que está a punto de estrenar su nuevo espacio “Carmen Gloria a tu servicio”, donde también quiere tocar temas como éstos.

“No es sólo un programa de ayuda. Queremos que sea algo mucho más integral, que también atienda todas estas demandas sociales que existen. La idea, de hecho, es realizar dos veces a la semana una editorial donde se toque algún tema contingente y se explique, aterrice”, indica.


Tú dices que te ha tocado lo del movimiento feminista… ¿en qué sentido?

Lo que pasa es que yo también fui alumna de derecho. Y, por el programa, tuve la oportunidad de conocer ahora a las tres chiquillas de la Católica que fueron las primeras que denunciaron. Son chiquillas muy valientes, porque por Dios que hay que tener patas, porque uno sabe que un profesor así, de la escuela, en el futuro va a ser tu jefe, te va a dar trabajo o el día de mañana va a ser tu contraparte, entonces hay que ser valiente. Ese es el miedo que hay que derribar al denunciar.

¿Y a ti, te tocó ver situaciones así?

Sí. O sea imagínate que a mí me gustaba el derecho penal y allí escuchabas frases como ‘tan guapa y te gusta penal, si hay puras viejas feas’. O la misma que han dicho las chiquillas, de que las mujeres íbamos a buscar maridos a la escuela de derecho. Además, Carmen Gloria confirma prácticas que ocurrían con respecto al vestuario. “Los hombres podían ir como quisieran. Pero nosotras no. Cuando las mujeres llegábamos a rendir nuestros exámenes quedaba a criterio del profesor evaluar la forma en que estabas vestida, que un profesor no te quisiera tomar el examen por el largo de tu falda, o tu escote. Y eso era parte de lo normal”, asegura. Y agrega que “era tema para uno como mujer que no se te viera nada o estar mirando mucho al profe para que no pensaran que le estabas coqueteando”.

 

Sexología y terapeuta de parejas @jsanchezb especialista de #carmengloriaatuservicio Una publicación compartida de Carmen Gloria (@cg_arroyo) el


Más allá de un par de tetas

¿Qué te ha parecido la forma de manifestar las demandas? Muchos criticaron, por ejemplo, el tema de sacarse los sostenes…

Mira, quien piense que el feminismo es sacarse los sostenes, que vaya a leer. Es un acto de protesta para llamar la atención, para decir escúchame, y eso se ha hecho históricamente. Es bastante básico quedarse en un par de tetas, lo que se está diciendo es mucho más. Además, si las chiquillas no se hubiesen sacado los sostenes, ¿hubiese pasado todo esto? Temas como que en diversas municipalidades se esté tomando como medida equiparar los sueldos de sus funcionarios, o las multas al acoso callejero, o estar evaluando los protocolos de acoso. Yo creo que no, en cambio, hoy día estamos apurando el paso.

En tu opinión, ¿qué más nos falta para seguir avanzando?

Mira yo creo que seguimos nosotras siendo las principales criadoras de nuestros hijos, las mujeres. Y hay que entender que podemos cambiar el mundo criando a nuestros hijos. Tenemos que ir modernizando nuestra forma de pensar para que vayan cambiando las nuevas generaciones. Investiguemos, abramos los ojos. Tal vez nosotras también fuimos criadas en un ambiente machista, pero asumamos que cambiamos. Las mujeres estamos hoy peleando por algo súper obvio, querer ser igual a los hombres, que no haya diferencia ni en el trato, ni en los sueldos, ni en nada.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.