*


vacar1

Marcela Vacarezza reveló violento acoso de parte de hombre mayor: “Me agarra, me tira contra la pared y me empieza a toquetear entera”

La panelista de Muy Buenos Días confesó el episodio que la remeció cuando apenas era una adolescente. “Quedas tiritona, pero no lo cuentas”, dijo.

Por Soledad Reyes

Hablaban de acoso y exhibicionistas en el Muy Buenos Días, a raíz del último capítulo de Acosados, donde funaron a un tipo que se mostraba en el barrio Franklin.

En ese contexto, los panelistas comentaron algunas experiencias de este tipo, minuto en el que Marcela Vacarezza se animó a revelar una situación que había callado por años.

“Me pasó una situación muy penca y nunca la conté, no porque no tuviera confianza con mis papás, sino porque yo dije ‘pucha si cuento, me van a empezar a poner problemas, que no andes en la calle, que no tienes permiso para salir’, como restricciones. Por eso no lo hice”, relató.


Ver esta publicación en Instagram

Hoy desde el @muybuenosdiastvn Nos vemos mañana 😊 – Outfit @therapy.store 👏🏼😉

Una publicación compartida de Marcela Vacarezza 🍀💕 (@marcelavacarezza_) el

Y fue allí donde comentó. “Siempre íbamos a la misma playa, y al frente había un lugar donde hacían churros, era un restorán. Yo siempre me quedaba hasta muy tarde, hasta las 9 de la noche, me encantaba bañarme a ese hora. Entonces de repente me dieron ganas de ir al baño y partí con el bikini, con el suéter y fui con mi hermano, que tiene 10 años más que yo.  Y me dijo ‘pidamos baño’. Ahí estaba este señor cocinando y me dice sí, ‘por supuesto, yo te lo muestro’, porque quedaba por fuera del restorán, por un pasillo. Fuimos, mi hermano se quedó esperando adentro, y me dice ‘este es el baño, pasa’. Y yo paso, y siento por atrás que me manosea entera”, dijo.

Luego, vino lo peor. “Él entra conmigo y cierra la puerta. Le digo ‘quiero irme’. Y ahí me agarra me tira contra la pared y me empieza a toquetear entera. Yo dije aquí tengo que levantar la pierna y pegarle en cierta zona. Y eso hice, levanté la pierna, tuvo que echarse para el lado. Abrí la puerta y salí corriendo”, señaló.

Finalmente, Marcela manifestó que “quedas tiritona, pero no lo cuentas. Yo dije pasó, pero pudo ser peor. Fue como no quiero contar, para seguir teniendo libertad, seguir cuidándome (…) Yo me acuerdo de él hasta el día de hoy. Y seguía ahí. Yo creo que no sabía que era yo. Si este gallo lo hace una vez, quizás lo hizo otras veces”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.