*


Cirugía

Cirugías XS: Cuando las dietas no revierten la obesidad

Por Biut y Agencias

Evitar el desarrollo de patologías asociadas, como la diabetes o la hipertensión arterial crónica, es uno de los múltiples beneficios que ofrecen las intervenciones para bajar de peso. Aquí, algunas alternativas viables en el mercado.

Gran cantidad de pacientes obesos sometidos a tratamientos médicos como dietas, medicamentos y ejercicios han fracasado en el intento de abandonar el sobrepeso. Para ellos, la conocida cirugía bariátrica asume un rol incuestionado pues posee técnicas específicas que lo convierten en una exitosa y segura intervención, de la cual te contaremos en la siguiente nota.

Para el cirujano digestivo y bariátrico de Clínica Vespucio Dr. Marco Rioseco, existen algunas indicaciones que tomar en cuenta para desarrollar una cirugía como esta. Una persona padece de obesidad cuando su índice de masa corporal es mayor a 30, en tanto se habla de obesidad mórbida en quienes presentan un índice mayor a 40. Para el especialista, de estos pacientes, quienes pueden someterse a intervenciones como la cirugía baríatrica son “los obesos que presentan trastornos como resistencia a la insulina, diabetes, hipertensión arterial crónica o patologías traumatológicas que se complican con la obesidad”.

Para decidir qué pacientes tienen indicación de cirugía, qué técnica se les realizará y minimizar los riesgos, el paciente es sometido a un extenso estudio preoperatorio que comprende una completa historia clínica y examen físico, además de exámenes de laboratorio, imágenes y evaluación de un equipo de especialistas que considera psicólogos, cardiólogos, nutricionistas y anestesistas.

Las técnicas quirúrgicas probadas y que se están realizando con éxito son el bypass gástrico y la manga gástrica. “Además, como un procedimiento adicional para pacientes muy seleccionados, está el balón intragástrico”, apunta.

La obesidad es considerada como una enfermedad, debido a que es una condición que deteriora la calidad de vida de quienes la padecen pues se asocia a otras patologías como resistencia a la insulina, diabetes mellitus e hipertensión arterial, entre otras, las que aumentan el riesgo de infartos miocárdicos y hemorragias cerebrales, que pueden provocar la muerte.

El bypass gástrico consiste en reducir el estómago y modificar el intestino delgado lo que permite disminuir el volumen de alimentos ingeridos y la absorción de estos, logrando muy buenos resultados. “Esta cirugía ha demostrado excelentes resultados en pacientes diabéticos, existiendo un grupo de estos en que la enfermedad disminuye en intensidad o desaparece”. Además, el doctor Rioseco agrega que otra de sus ventajas, es la mejoría inmediata del reflujo gastroesofágico, razón por la que se indica en este tipo de casos.

La manga gástrica laparoscópica es otra de las opciones. Consiste en realizar un corte en gran parte del estómago dejando un nuevo estómago en forma de tubo lo que restringe la ingesta de grandes volúmenes de alimentos. Esta cirugía tiene la ventaja de no producir mala absorción por lo que el paciente no está obligado a tomar suplementos de vitaminas, como fierro y calcio, pero está contraindicada en los pacientes con reflujo, y no ha demostrado los mismos resultados que el bypass en los diabéticos”, afirma.

El balón intragástrico es una especie de globo que se instala dentro del estómago con un procedimiento endoscópico. Este ocupa espacio por lo que impide la ingesta de alimentos. “Su mejor indicación es en pacientes muy obesos, en que se requiere disminuir su peso para reducir los riesgos de una posterior cirugía y pacientes con obesidad leve o sobrepeso que requieren bajar algunos kilos”. Se trata de un procedimiento transitorio, ya que se debe retirar a los seis meses tras la operación.

El cirujano digestivo y bariátrico de Clínica Vespucio finalmente argumenta que es muy importante que los pacientes comprendan que es necesario cumplir con ciertos requisitos para poder realizarse una cirugía bariátrica, y que “el éxito a largo plazo depende del paciente, pues este debe realizar un cambio de estilo de vida, ya que si bien la cirugía es una gran ayuda, será el paciente quien deberá cumplir con las indicaciones y controles después de la operación para que los resultados se mantengan en el tiempo”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.