*


sopa

Quienes no cuidan su alimentación pueden subir entre 3 y 5 kilos

Por Viviana Vidal

Para muchos los días fríos de invierno son sinónimo de “permiso” para comer alimentos ricos en grasas y calóricos. Sin embargo, esto les puede pasar la cuenta.

Durante el invierno existe una gran posibilidad de subir de peso. Efectivamente, en esta época hay una disminución de la actividad física, sobre todo en los deportes que se realizan al aire libre, ya que los días nublados, con lluvia o muy helados desmotivan a mantener un estilo de vida activo.

A esto se suma que ante una baja de la temperatura corporal, el organismo manda señales que nos invitan a comer alimentos que produzcan aumento de la temperatura y al mismo tiempo estén más templados. Esta es la razón, según explica Estefanía González, académica de la Escuela Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, por la cual elegimos alimentos ricos en grasa que producen un aumento del metabolismo para poder digerirlos y como generalmente se comen calientes, se acude a esa sensación de calor.

La nutricionista advierte que si una persona no cuida su alimentación durante los meses de invierno, puede llegar a subir entre tres a cinco kilos.

Verduras en sopas y tortillas

La profesional recomienda consumir alimentos o líquidos calientes menos calóricos, como tomarse una infusión de hierbas o una sopa o crema de verduras. En este punto, Estefanía González sugiere las sopas naturales hechas en casa, ya que las sopas en sobre contienen grandes cantidades de sodio. “Aportan alrededor de 800 mg de sodio (equivalente a 2 gramos de sal), siendo la recomendación diaria de 2400 mg de sodio, por lo tanto una sopa en sobre de 200 cc aporta el 33% de sodio que uno necesita en el día”, afirma.

En esta época del año baja el consumo de ensaladas porque son frías. Sin embargo, la académica de la U. Andrés Bello, subraya que lo ideal es consumir verduras durante todo el año y todos los días y por ello recomienda prepararlas en guisos, charquicán, chapsui, tortillas, cremas o sopas de verduras y omelet. También se puede consumir las verduras en salsas para rellenar panqueques, lasaña o para acompañar un plato de fideos, entre otras preparaciones.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa