*


1

Antonia Larraín, símbolo de las mujeres con curvas: “Ya no quiero ser flaca”

La joven comunicadora audiovisual, que fue rostro de la campaña veraniega de Dove, hoy es una de las modelos de Fashion’s Park, marca que también comenzó a tener moda más inclusiva. “Tenemos que seguir empoderándonos”, dice la modelo curvy.

Por Soledad Reyes

Se convirtió en rostro de las mujeres reales, con curvas y que aman su cuerpo tal como es. Antonia Larraín fue la modelo del verano, rostro de la campaña de Dove que buscaba potenciar la belleza real en las playas.

“Cuando fui al casting y supe que era en bikini pensé que nica, pero después me di cuenta que era Dove, que es una marca súper inclusiva, con distintos tipos de cuerpos, entonces dije ya, voy”, cuenta.

curvas

Imagen: Dove

A partir de ese momento, Antonia se convirtió en un símbolo curvy, pese a que frente a frente se ve como una mujer de lo más normal, curvilínea y no rellenita. “Mucha gente me dice eso cuando me conoce. Pero, para las tiendas yo soy plus size. Y eso que tengo talla 42”, dice.

¿Y eso no te molesta?

La verdad es que ya lo asumí. Soy demasiado grande para la talla “normal” y muy flaca para el extra grande. Al final la diversidad de los cuerpos es lo real, no ser flaca ni gorda.

Curvas de moda

Hoy, Antonia está trabajando en una agencia y además es modelo de los catálogos de la tienda Fashion’s Park, retail que agregó a su oferta moda inclusiva en todas las tallas y lindos diseños.

“Me gusta esto del modelaje. Siempre lo vi tan imposible para mí y ahora firmé con We Love Models. Me gusta que más marcas se estén abriendo a trabajar con mujeres como yo”, comenta la maniquí.

Ámate completamente ✌🏽👍🏼💕 #bopo #curvymodel #plussize @fashions_park

Una publicación compartida de Antonia (@antolarrain_) el

¿Y qué te parece el fenómeno plus size?

Me parece bacán. Estamos de moda, tenemos que empoderarnos, hay que decir aquí estamos, hay que vestirnos con las cosas que nos gustan, mostrar nuestros outfit , dejar de escondernos. Si nos mostramos, nos vemos bien y tenemos opinión, eso ayuda a que las marcas quieran trabajar con nosotras. Es una lucha que hay que seguir.

¿Qué opinas de que algunos digan que no son modelos saludables?

Mira, obvio que la salud es un tema, hay que cuidarse y todo. Yo por lo menos nunca he tenido problemas con el sobrepeso, ni colesterol, ni diabetes. Entonces, si estoy saludable, ¿por qué no me puedo sentir cómoda con mi cuerpo, porque la ropa de una tienda no me cabe? Eso no puede determinar quién soy yo, debería poder elegir y sentirme bien conmigo misma. Al final, da lo mismo que según el estándar del maniquí yo tenga kilos demás.

Love the skin you’re in ❤️✌🏽️ Hace poco tiempo me hubiera dado una vergüenza tremenda subir esta foto, pero poco a poco he afaptado la política de ignorar los estándares de belleza idiotas impuestos por los medios de comunicación, las marcas de ropa, la misma gente, etc. Yo soy yo, al que le gusta bacán y al que no… se lo pierde!! Soy más que una talla, que un número, eso no me define como persona. Y cada persona es hermosa a su manera ❤️ la diversidad es lo que nos hace únicos e ineresantes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . #puntadelobos #pichilemu #plussize #tallagrande #xl #biggirl #curvy #purplehair #chile #chilena #fbeautystandards #everybodyisbeatiful #thickthighssavelives #selflove #bodypositive

Una publicación compartida de Antonia (@antolarrain_) el

¿Alguna vez tuviste problemas por tus curvas?

O sea, hay épocas en las que me he sentido bien y en otras no. Igual he hecho dietas, ido a nutricionistas, me fui hasta a hipnotizar una vez. Pero en los últimos años me he enfocado en estar bien no más, sentirme sana. No quiero estar flaca, ya no quiero ser flaca. Me gusta mantenerme activa, pero también quiero mis curvas, quiero que se queden ahí no más. Al que le gusta bien, y al que no se lo pierde.

Vanesa de Silva, modelo XL: “Cuando comencé varios nutricionistas decían que yo avalaba la obesidad” – Biut.cl

Desde niña le gustaron las pasarelas. Vanesa de Silva cuenta que “hice varios cursos en las típicas escuelas donde van puras niñas flacas. Pero para mí era normal, yo me quería así. Después me di cuenta que mi cuerpo no encajaba en el mundo de la moda”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.