*


cara

El estilo en Met Gala: La noche donde todo vale en el mundo de la moda

La exhibición de moda, inspirada este año en el diseñador Charles James, congregó a los modistos y a las celebridades más importantes ligadas al mundo fashion.

Por Andrea Hartung / @jartung

La gala del Met, que Anna Wintour y el equipo de Vogue organizan todos los años, esta vez estuvo inspirada en el diseñador de alta costura Charles James. Esto daba a los invitados la total libertad de escoger un look relacionado al modisto, agregándole un toque más moderno.

Y como siempre, algunos acertaron y otros no.

El ball gown

El ball gown o vestido de gala, se hizo presente en varias celebridades, que siguieron la onda más tradicional y ultra elegante de Charles James.

Aquí, destacamos a Sarah Jessica Parker, quien lució un imponente vestido firmado por Oscar de la Renta. La actriz demostró estar realmente encantada de encontrarse en esa alfombra roja, y tanto el peinado como los detalles del look son prueba de eso.

Hailee Steinfeld también llevó una silueta clásica en blanco y negro, con una sutil apertura el frente. El vestido es de Prabal Gurung, mientras que los zapatos, que se alcanzan a lucir, corresponden a Charlotte Olympia.

Dakota Johnson, la actriz de 50 Sombras de Grey, aprovechó la silueta clásica en la falda, con un giro más moderno y revelador en la zona superior, usando sólo tiritas y sin cubrir sus hombros. El guiño a lo clásico se pudo ver, por ejemplo, en los guantes. El vestido es Jason Wu.

Las hermanas Olsen se vieron como unas verdaderas expertas en tomar una silueta clásica y modernizarla, para seguir fieles a su particular estilo. Hay quienes amaron y quienes odiaron el look de las hermanas, pero nadie puede negar que llegaron con una propuesta clara que resultó. Mary Kate lució un vestido Ferre Vintage y Ashley llegó de Chanel.

No le resultó tan bien a Claire Danes, quien intentó usar la silueta clásica de los vestidos de Charles James, pero falló en el corte, el cual no es apropiado para su figura, y que nos hace preguntar ¿dónde quedó el collar? El vestido es de autoría de Oscar de la Renta.

Como un completo desastre podríamos catalogar el look a la Bella y la Bestia de Katie Holmes. La actriz se veía despeinada, mientras que su vestido parecía no ser de su talla y estar arrugado en extremo. El amarillo vestido es Marchesa.

Karolina Kurkova fue, sin duda, una de las mujeres mejor vestidas de la noche. La modelo llegó con un look absolutamente perfecto, en tonos azul con flores blancas, de las cuales resaltaban algunas con efecto tridimensional. Tanto el peinado, como el maquillaje y los accesorios la acompañaron. Karolina también uso Marchesa.

Emmy Rossum llegó con un imponente vestido de Carolina Herrera, bien ajustado a su cuerpo y con una caída tradicional muy elegante.

La modelo Suki Waterhouse fue otra de las que se lucieron, gracias a un vestido en tonos rosa nude con vuelos, de Burberry.

Las sirenas

La silueta ajustada en la parte superior y hasta la rodilla, formando al figura de una sirena, también fue un look popular en la gala del Met.

Selena Gomez fe una de las exponentes de este estilo, con un vestido elegante y sutil, que no hubiese llamado la atención de no ser por las joyas con las que accesorizó. La actriz usó un vestido de Diane von Frstenberg, mientras que las joyas pertenecen a Lorraine Schawrtz.

Naomi Watts le dio un giro moderno a esta silueta, con distintas texturas y transparencias, que llevaban el concepto de “sirena” casi a un nivel literal. La actriz lució Givenchy.

La espectacular Dita von Teese se mantuvo fiel a su provocador estilo vintage, con un vestido en tonos beige y rojo, acompañado de un imponente collar y un clutch a juego. El vestido es de Zac Posen.

Otra que se la jugó con una variación de la silueta asirenada fue Anna Kendrick, quien llegó de blanco y negro, con un guiño a la tendencia del crop top. La viste J Mendel.

 

Los vestidos de cola larga

Un evento como lo es Met Gala, incluye, por supuesto, vestidos de cola extensa, que destacan en la alfombra roja.

Algo así es lo que ocupó Karlie Kloss, quien se lució con un dramático Oscar de la Renta en negro con detalles dorados.

Otra que siguió esta tendencia fue Kate Mara. La actriz, que llegó un tanto despeinada, usó un romántico vestido lleno de detalles, firmado por Valentino.

Oscar de la Renta también vistió a Taylor Swift, quien se vio femenina y clásica con un vestido rosado de bordados brillantes, con una cola que nacía de un moño en su espalda.

A su propio ritmo

Algunas celebridades no siguieron las tendencias y decidieron ir con atuendos que podríamos catalogar como bastante originales.

Chloe Grace Moretz se quiso divertir, con un vestido muy particular de Chanel. Pese al género y las costuras, el vestido, lejos de sumarle años, la hace ver jovial y entretenida.

Kisrten Dunst se atrevió con un vestido de Rodarte, inspirado en la saga de La Guerra de las Galaxias. Muchos quedaron decepcionados por lo poco glamoroso del look, pero dentro de todo, funciona.

Lejos del comentado look del año pasado, Kim Kardashian llegó con un vestido de Lanvin en azul con negro, que poco destacaba.

Emma Stone llegó muy sencilla con un crop top y falda en tonos rodado de Thakoon, que la hizo lucir joven y elegante a la vez. Un acierto, aunque poco tenía que ver con el tema de la noche.

Lena Dunham siempre parece tener problemas a la hora de escoger un vestido adecuado para una gala. Acá ni el corte ni el color ni la silueta le favorecen.

El vestido de Rihanna ha generado distintos comentarios, tanto positivos como negativos. Lo cierto es que el corte es limpio y la silueta favorece a la cantante.

El problema con el look de Kate Upton, es que no es un vestido de gala sino que de fiesta de disfraces. Sí, se ve escotada y estupenda, pero ni la faja en la cintura, ni las joyas ni el tocado en la cabeza deberían estar ahí.

Lupita Nyong’o fue la sorpresa negativa de la noche. Su look Prada no hizo más que generar burlas. Ni de gala ni inspirado en Charles James. Un total desastre de pies a cabeza.

Cara Delevingne se arriesgó y cayó de pie. Pese a usar pantalones en un evento formal, la modelo top se vio ultra elegante en un conjunto de Stella McCartney, con maquillaje y peinado a la altura de la gala.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.