*


dest

¿Por qué dan ganas de vomitar luego de hacer deporte? Estas son las cuatro explicaciones

Desde una sobre hidratación hasta ejercitarse con el estómago lleno son algunas de las razones que harían sentir nauseas durante el deporte. Acá te contamos por qué.

Por Isa Luengo

El deporte es una actividad que ya es parte de la rutina de la mayoría de las personas. Sin embargo, todavía hay quienes se lanzan a los ejercicios sin comer bien o consumiendo alimentos que no deberían. Esta es una de las razones de por qué luego del deporte se sienten mareos y náuseas.  

¿Cuáles son las otras razones? En el País, Jaime Menéndez de Luarca, entrenador superior de triatlón, las explica.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

El nervio vago

En nuestro cuerpo existe un nervio llamado “vago”, el cual se encarga de moderar la actividad cardíaca. “Cuando hacemos deporte se acelera el ritmo cardíaco. Lo normal es que al detenernos ese ritmo decrezca paulatinamente. Si el nervio vagal se hiperestimula, el corazón de pronto bombea mucha menos sangre y cae la presión arterial abruptamente. En estas circunstancias se suelen sentir mareos, náuseas, vómitos y hasta pérdida del conocimiento”, explica Jaime en el sitio de noticias.

Por lo general, el especialista señala que esto les pasa a personas que no están acostumbradas a hacer deporte o que pasan de un máximo esfuerzo a detenerse muy rápido. “A medida que se adquiere condición física el cuerpo se acostumbra a la carga de esfuerzo y al proceso de vuelta a la calma. En cualquier caso, no es aconsejable parar de golpe, sino gradualmente”, dice el entrenador.

Imagen: Gentileza Free Pik

Imagen: Gentileza Free Pik

Estómago lleno

Con el poco tiempo que tenemos, muchas de nosotras ocupamos el horario de almuerzo para ir al gimnasio y, si no desayunamos bien, esto puede ser un error fatal. “Con esta moda de no cenar hidratos y la mala costumbre de salir de casa sin desayunar, las personas llegan a mediodía con los depósitos de glucógeno bajo mínimos. Y, para evitar mareos, se comen lo primero que encuentran, por ejemplo, un sándwich de máquina, rico en grasas saturadas, que va a provocar una digestión complicada. Luego, se meten una sesión a tope de spinning, sin respetar el tiempo para el vaciado gástrico”, indica el mismo especialista.

Esto sería un error porque el estómago necesita tiempo para digerir lo que comemos antes de entrenar, y si vamos muy satisfechas a ejercitarnos el organismo no digiere la comida y luego nos mareamos y dan náuseas.

Imagen: Gentileza Free Pik.

Imagen: Gentileza Free Pik.

Deshidratación

Todas sabemos que tenemos que tomar agua durante el día para no deshidratarnos, sobre todo en las épocas donde hace mucho calor y las salas del gimnasio están llenas de gente moviéndose al ritmo de, por ejemplo, una clase de Spinning. Por eso, si no tomamos agua constantemente, “el volumen de sangre en circulación disminuye. Entonces cae la presión sanguínea y de ahí las náuseas y vómitos”.

Exceso de líquidos

El caso contrario de la situación descrita arriba es cuando sobrepasamos a nuestro cuerpo de líquidos en el día. “El problema es que su cuerpo también necesita sodio. Y, entre el que pierde por el sudor y que su sangre anda empantanada, los niveles de ésta pueden caer por debajo de los 135 mmol/L”.

Dieta y ejercicio: Qué cosas hay que comer antes y después

Las fiestas ya terminaron y hay que volver a la rutina, por lo mismo una buena idea para comenzar bien este 2014 es retomar el gimnasio y las actividades deportivas que hacíamos hasta hace algunos días. Sin embargo, no hay que enloquecer: evita las dietas extremas, sino los objetivos que buscas conseguir con el ejercicio no se cumplirán.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.