*


huevo

Huevo: los beneficios de incluir este superalimento en nuestra dieta

El huevo tiene un gran valor nutritivo, que lo hacen recomendable para la población de toda edad. Incluso para quienes buscan bajar de peso, ya que es una muy buena fuente de proteínas, bajo en calorías y con gran efecto saciador.

Por Biut y Agencias

En un nuevo estudio publicado recientemente por la revista Circulation, de la American Heart Association – “Consumo de carne, pescado, productos lácteos y huevos y riesgo de cardiopatía isquémica”–  investigadores de la universidad de Oxford analizaron los resultados de más de 400 mil hombres y mujeres europeos tras estudiarlos por más de 12 años, reportando una pequeña, pero estadísticamente significativa reducción en el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas isquémicas por cada incremento de 20 gramos en el consumo de huevos (aproximadamente ½ huevo al día).

En línea con los hallazgos publicados en Circulation, la American Heart Association, el American College of Cardiology y la American Diabetes Association, entre otras entidades científicas, no restringen el consumo de huevo, a la vez que varias organizaciones de salud internacionales, entre ellas Health Canada, la Canadian Heart and Stroke Foundation, la Australian Heart Foundation y la Irish Heart Foundation, promueven los huevos como parte de una dieta saludable para el corazón.

huevo

Beneficios nutricionales del huevo

El huevo tiene un gran valor nutritivo, gracias a su alto contenido de proteínas, vitaminas A, E, D, B12, riboflavina, niacina, ácido fólico, hierro, zinc, selenio, biotina y otras sustancias con propiedades saludables como los ácidos grasos Omega-3, que lo hacen recomendable para la población de toda edad. Tiene además un bajo aporte calórico: contiene sólo 70 calorías promedio por unidad, permitiendo su incorporación en planes para bajar de peso, con un poder de saciedad demostrado.

Contiene colina, componente esencial de procesos metabólicos, crecimiento, desarrollo y mantención de estructuras, especialmente del sistema nervioso, cuyo consumo es especialmente recomendado para embarazadas y mujeres que amamantan.

Asimismo, beneficia a la población adulta mayor, porque desempeña un papel importante en la capacidad de prestar atención y en la memoria. Además, tiene luteína y zeaxantina, antioxidantes que cumplen un importante rol para la salud ocular al evitar la formación de radicales libres y moléculas oxidativas, causantes de daños en los tejidos oculares; de hecho diversos estudios han señalado que una dieta alta en luteína y zeaxantina podría disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades como cataratas y degeneración muscular asociada a la edad (DMAE), esta última una de las principales causas de ceguera en adultos mayores en países desarrollados.

huevo

El huevo además contiene triptófano, un nutriente esencial vital para la producción de serotonina, un neurotransmisor conocido como la “hormona de la felicidad”, que tiene la capacidad de mantener el equilibrio con otros neurotransmisores relacionados con la angustia, el miedo y trastornos alimenticios.

Adicionalmente, el estudio “Consumo del huevo y sus efectos en la salud humana”, efectuado en 2016 por el Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica, recomendó incluir el consumo de huevo en dietas diseñadas para bajar de peso, por ser un alimento altamente nutritivo y muy buena fuente de proteínas, bajo en calorías (contiene sólo 70) y con gran efecto saciador.

Marcela Cosentino, nutricionista de la clínica Santa María, explica que el huevo “además es recomendable para los adultos mayores sanos, pues reduce la pérdida de masa muscular, fortalece las defensas ante enfermedades y constituye una buena alternativa frente a la limitación de ingesta de otras fuentes proteicas como la leche o la carne, y es conveniente para adolescentes y deportistas gracias a su alta calidad proteica, que aporta al desarrollo muscular”.

La especialista añade que “las personas sanas pueden comer huevo todos los días. Aquellos que tengan problemas metabólicos pueden limitar las yemas a 3 o 4 a la semana, pero pueden consumir tantas claras como deseen, para obtener todos los beneficios derivados de este superalimento” finaliza.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.