*


Ojeras

¡A combatir las ojeras!

Por Camila Essus

El cansancio, los años o simplemente un mal estilo de vida se ven reflejados en el rostro, especialmente en el sector de los ojos, cuya piel es la más delgada de todo el cuerpo. Para que las ojeras no arruinen tu imagen, te enseñamos las claves de su procedencia y cómo tratarlas.

Al contrario de las pieles negras, que poseen más pigmentación, el color claro que caracteriza la tez latinoamericana hace que la ojera sea más tenue, pero de todas formas están ahí. Y como sabemos que muchas veces los párpados superiores e inferiores, resultan muy difíciles de disimular, te enseñamos lo necesario para pasar esta época de festividades radiante y sin rastro de ojeras.

La dermatóloga de Clínica Dermovein, Vierocka Tomulic, nos ayudará a resolver en la siguiente nota todas las dudas sobre la coloración natural de los ojos. Para ella, la distinción más importante a la hora de hablar de las ojeras, es dejar claro que no son lo mismo que las bolsas. “La bolsa es la hinchazón marcada bajo el ojo y la ojera simplemente es la oscuridad”, afirma la especialista”.

Su procedencia está asociada a diversos factores. Entre ellos están el racial, genético y sobretodo al envejecimiento cutáneo precoz, que afecta directamente a la zona que rodea el ojo, por ser esta la más delgada del cuerpo, poseer muchos vasos sanguíneos y ser de fácil transparencia. La clave está en evitar que la piel envejezca, lo cual se da principalmente por la deshidratación. La poca costumbre de beber agua, el cansancio producido por el estrés, las abruptas pérdidas de peso y el excesivo consumo de sal debido a la retención de líquidos que genera, podrían gatillar la aparición temprana de ojeras.

Sumado a la deshidratación, los vicios como el sol y cigarrillo, deterioran más rápido la piel e inciden directamente en que el color se marque más en el contorno de los ojos.

Tratamiento

Lo mejor es irse a la segura y utilizar cremas probadas dermatológicamente que contengan ácido hialurónico, pues ayuda a hidratar mucho la piel”, comenta Vierocka Tomulic.

Las ojeras que se marcan por causa genética se manifiestan desde muy temprana edad. En cambio, hay quienes pueden adquirir el colorido en la adultez por alguna de las razones antes mencionadas. En ambas casos, el uso de productos para tratarlas es muy beneficioso. Según explica Vierocka, es recomendable iniciar un tratamiento apenas se empiezan a notar, mediante la aplicación de cremas específicas para esa zona. “Existen con vitaminas y también los productos para las arrugas funcionan porque son fórmulas que van asociadas”, agrega la especialista.

En caso de que la ojera esté muy marcada, se puede utilizar un tratamiento de mesoterapia en el que se aplica dióxido de carbono para beneficiar la circulación sanguínea. Este procedimiento que ayuda a mejorar la calidad del tejido y a aclarar la piel.

¿Mentira o verdad?

Maquillaje. No tiene ninguna injerencia en la aparición de ojeras. De hecho, algunas veces funciona como protector solar, como una capa física, mecánica sobre la piel, pero no va a evitar la aparición de la oscuridad.

Productos naturales para disimularlas. La manzanilla descongestiona y tiene un efecto anti inflamatorio pero no borra la ojera. Tampoco lo hacen otros elementos como el aloe vera y la centella asíatica. Este tipo de aplicaciones incluso pueden ocasionar una dermatitis.

Edad. Influye absolutamente, mientras más años, más se notan, porque se va perdiendo más la grasa subcutánea.

Cambios hormonales. Dependiendo del día del mes en que se encuentre la mujer, las ojeras pueden estar más o menos marcadas y ello puede asociarse a su ciclo menstrual.

Forma de dormir. Al no apretar el rostro contra la almohada, no se marca ninguna línea de expresión y se favorece la circulación sanguínea.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa