*


papa-divorciado

Papás divorciados: el lado menos estudiado de un quiebre amoroso

Por Andrea Hartung / @jartung

Cuando hablamos de divorcio, pensamos en cómo los hijos de la pareja sobrelleva la situación, o cómo la mujer que queda sola retoma su vida. Pero ellos también deben enfrentarse a un mundo nuevo tras la separación, aunque hayan muy pocos estudios que se encarguen del tema.

El divorcio es una situación que afecta a más de una persona. A la mujer, que debe retomar su vida tras el quiebre; a los hijos, que ven como todo su núcleo se desintegra; y también a los hombres, que empiezan de cero una vez más.

Pero existen pocos estudios que se centren en cómo los papás divorciados se enfrentan a esta realidad. Se piensa que ellos ven todo de manera más fría y racional, pero un estudio de Epidemiology & Community Health, asegura que los hombres divorciados tienen mayor probabilidad de suicidarse que las mujeres divorciadas o que los hombres solteros.

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Texas señala que los papás divorciados tienen una tendencia mayor a caer en el alcoholismo que las mujeres en su misma situación.

¿A qué se debe esta situación?

Según un artículo del Huffington Post, al divorciarse, las mujeres reciben el apoyo de una serie de redes, entre sus amigas, terapeutas y familiares, mientras que los hombres quedan a su propio cuidado, lo que los deja mucho más vulnerables.

Esto no es más fácil para los hombres que empiezan una nueva relación post divorcio, o que se vuelven a casar.

Una terapeuta citada por el medio, explica que en estos casos, los hombres “pueden estar muy asustados por la enorme responsabilidad que significa mantener dos hogares, al mismo tiempo que se sienten poco adecuados e inseguros”.

“El hombre recién divorciado pierde la estructura y la comodidad de su hogar y sus rutinas diarias, y puede que se haya acostumbrado a que su ex esposa se haga cargo de ciertas responsabilidades, que ahora son de él. Las visitas limitadas con sus hijos se pueden sentir forzadas e incómodas, y a lo largo del tiempo, la comodidad y cercanía que sentía con ellos puede comenzar a debilitarse”, añade.

El sitio web Nos Divorciamos, publicó un artículo llamado Diez reglas para papás divorciados, en el que especifican algunos pasos a seguir para que los papás no pierdan el contacto con su familia.

1. Aproveche al máximo los encuentros con sus hijos

2. Tenga presente que al disciplinar y corregir a sus hijos, les transmite un mensaje de orientación y de amor.

3. Establezca normas que regirán cuando están juntos.

4. Es importante crear un hogar estructurado que genere seguridad y pertenencia en los niños.

5. Ayude a sus hijos a tenerle respeto a usted y a sí mismos.

6. Recuerde que usted es el padre y el guía del grupo familiar, el modelo de la figura masculina para sus hijos.

7. Es importante recordar que los niños también necesitan papás que no les den todo lo que piden.

8. Acepte que la culpa es un sentimiento que está presente en muchas decisiones.

9. Si ya tiene una nueva pareja, construya con ella un frente unido ante sus hijos.

10. Usted y su nueva pareja son los encargados de definir las normas de disciplina de la casa.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa