*


Un 50% de las diferencias de inteligencia entre las personas es atribuible a sus genes

Por Biut y Agencias

Por años, la ciencia ha buscado descubrir cuánto pesan los genes en nuestra inteligencia. Estudios en gemelos idénticos y separados al nacer revelaron que al menos un 60% de su inteligencia podía explicarse en sus genes. Pero quedaba abierta la pregunta sobre cuánto impacto tiene el medioambiente en el coeficiente intelectual (CI) de una persona y cuántos genes son los que están involucrados en la inteligencia humana. Ahora, un equipo internacional de científicos, liderados por la U. de Edimburgo, reveló que al menos la mitad de las diferencias en la inteligencia de los individuos es atribuible a sus genes, según el diario The Guardian.

El estudio, publicado en la revista de Psiquiatría Molecular y realizado en más de tres mil personas, es el primero en demostrar que gran parte de nuestro CI viene escrito en nuestro ADN y que no hay un puñado de genes involucrados en ello, sino cientos o miles, aportando cada uno algo de influencia en nuestro coeficiente intelectual.

Los expertos evaluaron más de medio millón de zonas del código genético de 3.511 adultos no emparentados. Cada una de estas zonas tiene variaciones en su ADN, llamadas polimorfismos de nucleótido único (SNP), que están asociados a variaciones en la inteligencia. Para medirlos, los expertos sometieron a los voluntarios a dos tipos de test para establecer su CI: uno que medía conocimientos y otro, sus habilidades para resolver problemas. Luego compararon los resultados con el estudio de ADN de cada uno de los voluntarios.

Los científicos encontraron que el 40% de la variación en el conocimiento o “inteligencia cristalizada” y el 51% de la variación de habilidades para resolver problemas entre los individuos podrían ser explicados por las diferencias en su ADN. El estudio es pionero, ya que en las investigaciones de gemelos, por ejemplo, sólo se hicieron pruebas de inteligencia. En éste, en cambio, las conclusiones fueron extraídas de las pruebas directas de ADN de cada uno de los participantes. Sin embargo, los investigadores no pudieron identificar genes específicos de la inteligencia, como tampoco qué papel juega cada una de estas mutaciones en nuestro CI.

if(window.randAdTechGroupId == undefined){
window.randAdTechGroupId = Math.round(Math.random()*1000 )
}
document.write(‘<scr’+’ipt language=”javascript1.1″ src=”http://adserver.adtechus.com/addyn/3.0/5278/1366789/0/1080/ADTECH;loc=100;target=_blank;key=key1+key2+key3+key4;grp=’+window.randAdTechGroupId+’;misc=’+new Date().getTime()+'”></scri’+’pt>’);

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.