*


newborn-photography-2036295_640

Desnutrición infantil: ¿cómo debe ser la alimentación de un niño con retraso en la curva del crecimiento?

Especialistas definen los tipos de desnutrición infantil que existen y detallan cómo debe ser el tipo de alimentación para mejorar su estado.

Por Ignacia Romero

Según los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la desnutrición implica tener un peso y estatura corporal inferior a lo normal para la edad.

Es por esto que los profesionales de la salud encienden las alertas cuando observan niños con un “retraso en la curva del crecimiento” y/o que están peligrosamente delgados, además de presentar carencia de vitaminas y/o minerales.

Desnutrición

Imagen: gentileza de Pixabay

Carol Pantoja, nutricionista de la Clínica Biobío, aclara que se habla de un niño desnutrido cuando presenta un retraso del crecimiento. “Es decir una estatura inferior a la que corresponde para la edad, con una baja de peso inferior al que corresponde para la estatura y la edad del niño, presentando además carencias de micronutrientes (falta de vitaminas y minerales importantes)”.

Mientras que María Francisca López, nutricionista de la Clínica Vespucio, señala que la desnutrición infantil es el resultado de la ingesta insuficiente de alimentos en cantidad y calidad, la falta de una atención de salud adecuada y la presencia de enfermedades infecciosas. López también agrega que: “Detrás de estas causas inmediatas, hay otros factores relacionados con la desnutrición por déficit como son la falta de acceso a los alimentos, la falta de atención sanitaria, la utilización de sistemas de agua y saneamiento insalubres, y las prácticas deficientes de cuidado y alimentación”.

Desnutrición

Imagen: Captura desde Instagram @1comidax1sonrisa

En cuanto al organismo interno, los niños que están desnutridos “presentan alteraciones en la vellosidad intestinal, volviéndose más plana, presentando diarreas frecuentemente, lo cual dificulta aún la absorción de nutrientes”, explica la nutricionista Pantoja.

Por otro lado, para mejorar la desnutrición, aparte de generar la ganancia de peso, es importante ayudar a recuperar la estructura de la vellosidad intestinal para mejorar el síndrome mal absortivo. La nutricionista de la Clínica Biobío indica: “En ese sentido se recurre a productos y/o alimentos ricos en probióticos y prebióticos que ayuden a mejorar y aumentar la población de bacterias saludables, entre ellos están los lácteos fermentados, algunas verduras, frutas y cereales”.

Desnutrición

Imagen: gentileza de Pixabay

¿Cómo se manifiesta la desnutrición en los niños?

La nutricionista María Francisca López, lo expresa de la siguiente forma:

– Es más pequeño de lo que le corresponde para su edad.
– Pesa poco para su altura.
– Pesa menos de lo que le corresponde para su edad.
– La altura refleja carencias nutricionales durante un tiempo prolongado, mientras que el peso es un indicador de carencias agudas.

Desnutrición

Imagen: gentileza de Pixabay

Tipos de desnutrición

Desnutrición crónica: Un niño que sufre desnutrición crónica presenta un retraso en su crecimiento. Se mide comparando la talla del niño con el estándar recomendado para su edad. Indica una carencia de los nutrientes necesarios durante un tiempo prolongado, por lo que aumenta el riesgo de que contraiga enfermedades y afecta al desarrollo físico e intelectual del niño. El retraso en el crecimiento puede comenzar antes de nacer, cuando el niño aún está en el útero de su madre. Si no se actúa durante el embarazo y antes de que el niño cumpla los 2 años de edad, las consecuencias son irreversibles y se harán sentir durante el resto su vida.

Desnutrición aguda moderada: Un niño con desnutrición aguda moderada pesa menos de lo que le corresponde con relación a su altura. Se mide también por el perímetro del brazo, que está por debajo del estándar de referencia. Requiere un tratamiento inmediato para prevenir que empeore.

Desnutrición aguda grave o severa: Es la forma de desnutrición más grave. El niño tiene un peso muy por debajo del estándar de referencia para su altura. Se mide también por el perímetro del brazo. Altera todos los procesos vitales del niño y conlleva un alto riesgo de mortalidad. El riesgo de muerte para un niño con desnutrición aguda grave es 9 veces superior que para un niño en condiciones normales. Requiere atención médica urgente.

Carencia de vitaminas y minerales: Cuando se da esta situación, la persona no puede llevar a cabo tareas diarias normales debido al cansancio, defensas bajas que favorecen la aparición de infecciones o tiene dificultades para aprender.

Desnutrición

Imagen: gentileza de Pixabay

Alimentos y cantidades que deben comer diariamente

Según Carol Pantoja, los tipos de alimentos, consistencia y cantidades van de acuerdo a la edad del niño, de acuerdo a su desarrollo y necesidades nutricionales, pero que se podrían clasificar en:

Lactante menor: lactancia materna exclusiva idealmente hasta el sexto mes.

Lactante mayor (6 a 24 meses): lactancia materna  incorporando y complementado con alimentos  de consistencia papilla  hasta llegar a semi molido, con inclusión de variados alimentos (frutas , verduras, cereales, carnes, lácteos y aceites vegetales principalmente).

Preescolar de 2 a 6 años, donde se incorporan otros alimentos más enteros, crudos, y en una mayor cantidad y variedad que el lactante. Lácteos , pescados, legumbres, huevos, carnes magras, lácteos, frutas, verduras y cereales de todo tipo. En frecuencia y porciones de acuerdo a pautas alimentarias recomendadas para esa edad

Escolar de 6 a 10 años, donde se caracteriza por ser variada y en un mayor gramaje que en el preescolar. Lácteos , pescados, legumbres, carnes magras, lácteos, huevos,  frutas, verduras y cereales de todo tipo. En frecuencia y porciones de acuerdo a pautas alimentarias recomendadas para esa edad

Por otro lado, la nutricionista López, nos comparte una tabla de la frecuencia de alimentación de algunos tipos de comida.

Desnutrición

Por: M. Francisca López

¿En cuánto tiempo más menos debería recuperarse un niño?

El periodo que incluye la gestación y los dos primeros años se conoce como los “1000 días críticos para la vida”, cuenta la nutricionista de la Clínica Vespucio. “Durante esta etapa es cuando se produce el desarrollo básico de niñas y niños y, por tanto, una buena nutrición es crucial. Pasados los dos años, la desnutrición crónica puede tener consecuencias irreversibles tanto a nivel físico como psicológico. El desarrollo físico de un niño afectado por desnutrición crónica se ve alterado, y provoca que su cuerpo no alcance los estándares establecidos para su edad”.

“El tiempo de recuperación del peso y de la talla de un niño/a depende del tipo de desnutrición que el niño/a tenga”, finaliza.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.