*


cigarro

Los riesgos de fumar durante el embarazo

Por Biut y Agencias

Científicos descubrieron que los niños de madres fumadoras en periodo de gestación, podrían tener menos cantidad del colesterol que protege a las personas de enfermedades cardíacas.

El estudio publicado por European Heart Journal determinó que los niños podrían manifestar, a partir de los 8 años, niveles menores de colesterol HDL, sí presente en niveles normales de hijos cuyas madres no consumieron tabaco durante el embarazo. La cifras revelan que poseen alrededor de 1,3 milimoles por litro (mmol/L) y 1,5 mmol/L.

El tipo de colesterol llamado lipoproteína de alta densidad HDL, o bien conocido como “bueno”, cumple un rol fundamental contra enfermedades como la arteroesclerosis debido a que en estos casos se produce una acumulación de materiales grasos en las paredes arteriales. Su efecto provoca la estrechéz y el bloqueo de las arterias, llevando a posibles problemas cardíacos o infartos. “Nuestros resultados sugieren que el tabaquismo materno ‘imprime’ una serie de características poco saludables en los niños mientras se están desarrollando en el útero, lo que bien podría predisponerlos a futuros ataques cardíacos o accidentes  cerebrovasculares (ACV)”, dijo David Celermajer, profesor de cardiología de la University of Sydney.

A pesar de las alarmantes consecuencias que el tabaquismo podría acarrear, su prevalencia durante el embarazo sigue siendo cercana al 15% en muchos países occidentales.

Entre las certezas ya conocidas respecto de fumar durante el embarazo se encuentran una posible muerte súbita infantil, además del desarrollo de problemas de salud como trastornos de conducta y alteraciones neurocognitivas en los menores. Sumado a esto, con la reciente investigación, expertos determinaron que el riesgo de enfermedad cardíaca en hijos de fumadores podría ser de un 10 a un 15 por ciento mayor.

Si hasta ahora no se sabía realmente los riesgos del prenatal y el cigarrillo, el equipo de investigación de Calermajer, analizó un universo de datos de 405 niños saludables de 8 años, nacidos entre 1997 y 1999 y descubrió que midiendo el grosor de las paredes arteriales, podrían conocer el efecto sobre los niveles de colesterol HDL.

El profesor de cardiología, determinó así que quienes tenían niveles menores de HDL en esa edad, podrían tener impactos graves en su salud futura, dado que los niveles bajos de aquella lipoproteína, permanecerían a medida que los niños crecieran.

“Los niveles de colesterol suelen mantenerse de la niñez a la adultos, y los estudios demostraron que por cada 0,025 mmol/L de aumento en los niveles de HDL, había entre un 2 y un 3 por ciento de reducción en el riesgo de enfermedad coronaria”, finalizó el experto.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.