*


leche_620

¿Por qué no debemos de dejar de consumir leche?

Por Biut y Agencias

Pese a que los adultos consumen cada vez menos cantidad de lácteos, una especilista explica que la leche es un alimento irremplazable debido a que aporta proteínas además de un elevado porcentaje del calcio que necesitamos.

En Chile se consumen 145 litros de leche per cápita, lo que si bien parece una cifra alta, equivale sólo a 0,3 litros diarios y está lejos de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de, al menos, consumir 160 litros per cápita al año.

“La leche es un alimento muy completo en términos nutricionales, cuenta con proteínas y es de alto valor biológico y elevado aporte de calcio. La recomendación general es el consumo de lácteos descremados, en el caso del yogurt con un bajo aporte de grasa y azúcar y para los quesos, existen alternativas como el quesillo y el queso fresco”, detalla Pía Villarroel, nutricionista de la Universidad San Sebastián.

Respecto a las desventajas del consumo de leche, en Chile aproximadamente un 60% de la población tiene problemas para digerir la lactosa que es el azúcar de la leche. Esta condición genética se produce por una disminución de la actividad de la enzima que degrada la lactosa produciendo cólicos, distensión gástrica, meteorismo o diarrea. De hecho, al menos un 50%  de la población tiene síntomas clínicos cada vez que consumen productos lácteos y que alteran su calidad de vida.

Pensando en ellos, la industria alimentaria se ha preocupado de generar alimentos sin lactosa que disminuyan la sintomatología. Pero si la opción es dejar definitivamente los lácteos, la profesional advierte que “podría tener efectos en la salud, principalmente en la nutrición proteica y de calcio. Actualmente el uso de productos derivados de la soya se utilizan como alternativa de remplazo proteico, no así de calcio, nutriente crítico en la edad adulta por el aumento de la osteoporosis tanto en hombres como en mujeres, y que debemos obtener de otras fuentes alimentarias“.

Tips para consumir leche de manera adecuada:

La porción diaria de lácteos es de 3 al día. Es un alimento único, ya que no existe otro, capaz de suplir todos los nutrientes en uno solo, y puede ser remplazado únicamente por sus derivados lácteos como el yogurt o los distintos tipos de quesos.
En el caso de los lactantes, se recomienda el consumo lácteos descremados a partir de los 2 años, especialmente para aquellos con problemas de exceso de peso.
El aporte nutritivo de la leche líquida es exactamente igual al de la leche en polvo.
El uso de leche en polvo facilita la conservación y preparación, especialmente en el caso de los lactantes menores. Dependiendo de la edad, varía la dilución para disminuir el aporte proteico y así evitar una exagerada carga renal.
El calcio se puede obtener de otras fuentes alimentarias como sardinas, frutos secos, espinacas y brócoli.
La leche entera contiene aproximadamente un 26% de materia grasa, por lo que su consumo debe remplazarse por leche semidescremada o descremada para personas con problemas de exceso de peso. La porción recomendada es una taza de 200 ml.
No se aconseja diluir la leche entera, porque se diluyen los nutrientes que contiene. Es decir, se diluye la grasa pero también se diluyen las proteínas y el calcio. Por lo tanto no son opciones equivalentes.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.