*


película-50-first-dates

Cinco cosas que te ponen olvidadiza

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

La edad y enfermedades neurológicas no son las únicas causantes de la mala memoria. A continuación te contamos sobre algunos hábitos y situaciones que pueden estar provocando que andes más distraída de lo normal.

1. La visita de la cigüeña

Si estás esperando guagua y no logras recordar dónde dejas las cosas, tranquila, es normal. Según un estudio presentado en la Conferencia Anual de la Sociedad Británica de Endocrinología este “estado” influye en la memoria espacial de las mujeres -que tiene que ver con la orientación y recuerdo de cosas-, sobre todo en los dos últimos trimestres de gestación y hasta tres meses después de que nace el niño. Por suerte, esto no es permanente.

 

2. Presión por las nubes

Por lo general la hipertensión se presenta después de los 45 años, sin embargo hay mujeres que son propensas a tener esta condición a temprana edad. Según un estudio de la Universidad de Alabama, publicado en Neurology, es normal que las personas que tienen la presión muy alta tengan lapsos en que pierden la memoria.

Los autores de la investigación explican que la presión sanguínea elevada debilita las pequeñas arterias del cerebro, situación que en algún momento puede desencadenar daños neuronales. Si tienes antecedentes de esto, lo mejor es que pidas ayuda médica.

 

3. Fumar como chimenea

Todos sabemos que el tabaco es dañino, que puede provocar cáncer y adicción, sin embargo también puede hacer que nuestra memoria se ponga más frágil. Así lo demuestra un estudio de la Universidad de Northumbria, que revela que los fumadores son más olvidadizos que los no fumadores.

Esto se detectó luego de una serie de pruebas de memoria en que se le pidió a los participantes recordar tareas asociadas a distintos lugares; el resultado fue que los no fumadores recordaban un 81%, mientras que los adictos al tabaco sólo recordaban un 59%. Pero no te vuelvas loca, que dejar de fumar puede revertir esto.

 

4. Estrés crónico

Sin duda el estrés es el mal del siglo XXI. Cualquier situación complicada o exceso de trabajo hace que las personas caigan en este estado que puede desencadenar enfermedades de cualquier índole. Dentro de estas consecuencias también se encuentra la disminución en la retención de recuerdos y la capacidad de tomar decisiones.

Esto lo muestra un artículo de la revista Neuron, que dice que las hormonas del estrés afectan de forma negativa la función de la corteza prefrontal, una región del cerebro en la que se almacena la memoria de trabajo, es decir, donde se guarda información por un breve periodo de tiempo.

 

5. Comida con mucha grasa

Es sabido que las grasas saturadas y el colesterol son malas para nuestro organismo, sobre todo para nuestro corazón, pero también porque influyen en nuestra memoria. Según un estudio publicado en la revista Journal of Alzheimer’s Disease, el exceso de estas sustancias hace que el cerebro se inflame, que la función nerviosa se altere y que por tanto, la memoria de trabajo -o inmediata- disminuya. Para prevenir esto, lo mejor es tener una dieta balanceada y rica en frutas y verduras.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.