*


Homeopatía, rescatando la capacidad curativa que llevamos dentro

Por Viviana Vidal

Comúnmente asociamos el concepto simplemente a las típicas pastillitas dulces, pero la homeopatía es mucho más. Este método busca rescatar y potenciar la capacidad curativa propia de cada paciente, siempre como un complemento a la medicina tradicional y no como una alternativa.

En Chile, el ministerio de Salud le otorgó el 2009 el reconocimiento a esta disciplina y fijó normas regulatorias para su ejercicio como “profesión auxiliar de la salud”, definiéndola como un “método terapéutico de base científica que persigue el tratamiento de las personas, a través del uso de medicamentos diluidos y dinamizados”.

Este año se realizará el primer diplomado de Homeopatía en una universidad tradicional chilena (USACH).

La médico de la Universidad de Chile y Ph.D. en medicina homeopática de la Universidad de Hannover, Alemania, Dra. Iris von Hörsten, conversó con Biut y nos contó lo que no podemos dejar de saber respecto de esta ciencia.

Primero, ¿cómo actúa la homeopatía?
La homeopatía es una medicina energética. El mecanismo de acción no está claramente establecido, pero está demostrado que los remedios homeopáticos tienen actividad biológica, por ejemplo, sobre células.

¿Qué diferencias hay en el actuar de la medicina tradicional y sus fármacos, con los de la homeopatía?
La medicina convencional es excelente para paliar rápidamente el síntoma (como para la acidez estomacal dar un antiácido, infección bacteriana un antibiotico) y estabilizar una persona (como un shock, una situación vital grave).

La homeopatía, en cambio, busca rescatar y potenciar la capacidad curativa de cada paciente para que él se mejore en su totalidad desde adentro y, de este modo, la dolencia no vuelva más. La homeopatía consigue esto por atender los enlaces que existen entre las emociones discordantes y las dolencias físicas de cada persona en forma individual. Por esto, la homeopatía es complementaria y no alternativa a la medicina convencional.

¿Cuáles son los motivos de consulta más recurrentes en homeopatía?
Normalmente consultan personas a un médico homeópata para enfermedades crónicas como alergias, migrañas, gastritis crónica, enfermedades auto-inmunes como artritis y patologías de infecciones recurrentes (cistitis recurrente, bronquitis recurrente, sinusitis crónica, etc.) y para enfermedades graves como cáncer y sida.

“Evidentemente, es una herramienta complementaría y se debe evaluar en cada persona la necesidad si se le atiende con homeopatía simultáneamente con la medicina convencional o no”, Dra. Iris von Hörsten.

¿En el tratamiento de qué enfermedades se ha demostrado la mayor efectividad?
Mayor efectividad demostrada existe para el tratamiento de artritis y alergias.

¿Dónde podemos encontrar homeópatas para ser atendidos?
Los médicos homeópatas en Chile aún no están de todo organizados por lo cual no es tan fácil encontrarlos todos bajo un mismo techo. Aún es habitual la propaganda boca a boca.

¿Esta atención la cubren las isapres y Fonasa?
Las atenciones profesionales se reembolsan como tales, con bono isapre, particular o con Fonasa, según cada médico lo estipula en su consulta igual a cualquier especialista. Isapre y fonasa paga la atención del médico, no los remedios.

¡Cuidado con auto-recetarse!


La doctora Iris von Hörsten, afirma que al igual que en la medicina tradicional, con la homeopatía no es bueno recetarse uno mismo un tratamiento. Si bien, el homeópata puede instruir al paciente sobre qué tomar en ciertos casos frente a dolencias pasajeras, como resfríos o fiebre, pero siempre previa indicación de un especialista.

”Los remedios homeopáticos auto-recetados sin instrucción clara, pueden ser perjudiciales: por un lado debido a la falta de diagnóstico, y por otro, porque la homeopatía mal aplicada puede tener efectos no deseados como, por ejemplo, al tomarla excesivamente, provocar síntomas desagradables del mismo remedio”, sostiene.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.