*


Todo sobre la vitrificación de óvulos

Por Biut y Agencias

No es novedad que la tendencia en las mujeres es postergar la maternidad. Si antes el primer hijo llegaba a los 20 años, ahora es muy común que las mujeres se convierten en madre a los 30 años. Con los avances de la tecnología, una mujer puede elegir la edad que desea ser madre, sin importar si es fértil o no. ¿Cómo es posible? Mediante la vitrificación de óvulos.

El procedimiento de la vitrificación de óvulos parte con la aspiración de los folículos con una aguja transvaginal. Luego de cada folículo se extrae el ovocito. Se vitrifican con un dispositivo llamado Cryotop, lo que genera una velocidad de congelación en nitrógeno líquido mayor a 25 mil grados Celsius por minuto, por lo cual en una fracción de segundos llegamos a los – 196 grados Celsius, que requiere la crio preservación.

Hasta hace pocos años, sólo se conocía la alternativa de congelar los óvulos donde menos de la mitad sobrevivía. “Con la congelación de óvulos el embarazo no excede del cinco por ciento; en cambio, con la vitrificación, supera el cincuenta por ciento”, explica el Dr. Carlos Troncoso, director médico de la Clínica IVI Santiago.

¿Cuándo hay que hacerlo?

El especialista enfatiza que las futuras madres deben preservar ovocitos mientras sean jóvenes “desde los treinta años se pueden contemplar posibilidades como la vitrificación de óvulos, si es que entre los sueños está tener un hijo”. Y agrega que cada vez son más las mujeres de todo el mundo que desean embarazarse después de los cuarenta años.

Considerando las dificultades reproductivas a esta edad, muchas de ellas requieren tratamientos de reproducción asistida “teniendo en cuenta lo limitado de la edad fértil en la mujer, existe una necesidad urgente de mejorar los resultados para este creciente grupo, que generalmente sienten que disponen de poco tiempo para conseguir un embarazo. Una buena solución es la vitrificación de sus ovocitos”, manifiesta. “La edad no sólo afecta a la eficacia de las terapias de fertilidad, sino que también implica un mayor número de pacientes con otras enfermedades que pueden influir en el proceso de fertilización”, agrega.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.