*


Ambientes húmedos favorecen la curación de heridas

Por Biut y Agencias

Recientes antecedentes recogidos en España, sostienen que los tiempos de cicatrización se reducen sobre un 56% si se realiza la cura en un ambiente húmedo, lo que cobra mayor importancia dado que las úlceras y heridas suelen ser mayores en el sexo femenino, principalmente las de etiologí­a venosa, úlceras por presión y heridas agudas.

Los estudios, que se remontan hace cuatro décadas atrás, ya habían probado científicamente la efectividad de la curación en un ambiente húmedo al favorecer la epitelización de una herida casi el doble de rápido que aquellas expuestas al aire.

“Se han desarrollado numerosos estudios que han impulsado la revolución de los apósitos. Este proceso se ha denominado curación avanzada de heridas y se realiza con apósitos que mantienen el ambiente húmedo fisiológico y favorecen el proceso de reparación tisular”, dijo la especialista.

La académica subrayó que junto con el ambiente húmedo es fundamental la valoración que se realice de la lesión crónica.

Heidi Hevia aclara que no se puede afirmar categóricamente que las heridas crónicas sean más prevalentes en mujeres que en hombres, toda vez que la etiologí­a que las origina es diferente y se producen generalmente por una asociación de factores de riesgo que no necesariamente son mas prevalentes en mujeres que en hombres.

“A grandes rasgos, sólo en el caso de las úlceras venosas podemos decir que se presentan más en mujeres, especialmente porque entre los factores de riesgo está la multiparidad (más de tres partos), y el uso de anticonceptivos entre otros. Mientras que las úlceras de pie diabético, en cambio, obedecen a varios factores de riesgo que se presentan por igual en ambos sexos como son el hábito de fumar, la diabetes Mellitus de larga data y descompensada, la oclusión arterial, y la educación insuficiente y deficientes conductas de autocuidado de los pies entre los factores más predominantes”, comenta la enfermera.

“Podemos afirmar que las heridas crónicas en su mayorí­a son prevenibles. Creemos que sólo una conducta preventiva en la comunidad y a largo plazo puede mejorar el desenlace de enfrentar una herida crónica cualquiera sea esta”, aseguró la enfermera.

Respecto a las úlceras por presión, éstas tienen la misma incidencia en hombres y mujeres debido a factores desencadenantes  que pueden estar presentes en ambos sexos por igual, como son la presión de un tejido blando sobre prominencias óseas, la fricción y el pinzamiento o pellizco, a esto se suman factores internos y externos como el grado de inmovilidad, de incontinencia y el estado nutricional, entre otros.

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa