*


Conoce el síndrome del ojo seco

Por Biut y Agencias

Uno de los problemas más comunes asociados a la menopausia es el síndrome del ojo seco, patología que provoca irritación, sequedad, picazón y parpadeo compulsivo. A pesar de ser bastante desconocido, este trastorno ocular es muy frecuente en Chile, representando cerca del 30%  de las consultas oftalmológicas.

Su aparición suele estás asociada al periodo posterior al climaterio de la mujer, entre los 48 y 52 años, etapa donde decae la producción hormonal necesaria para la secreción óptima de las lágrimas, lo que provoca la sequedad de la superficie ocular cuando una de las cuatro capas de la película lagrimal que compone el ojo  se altera.

Aunque sus consecuencias no son graves, pueden alterar la calidad de  vida del paciente, por las molestias que provoca. Según el doctor Mario Cañas , oftalmólogo de Puerta del Sol “los ojos secos pueden tratarse con gotas de lágrimas artificiales, uso de lubricantes específicos, medicamentos que estimulan producción de lagrimas y oclusión temporal o permanente del punto lacrimal , dependiendo de la complicación del paciente”.
 
El especialista recomienda evitar los ambientes; con aire acondicionado o muy calefaccionado; contaminados con  humo de tabaco y humedecer los lentes de contacto (en caso de usarlos).

La detección del síndrome del ojo seco se determina a través de un examen realizado por un oftalmólogo y se basa en el uso de gotas de diagnóstico, que buscan encontrar los patrones de resequedad en la superficie del ojo y también mediante un examen que mide la producción de lágrimas del paciente.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa