*


De uno a 10, ¿qué tan celosa eres?

Por Viviana Vidal

Algunos dicen que una cuota de celos es buena en una relación, pero, ¿de cuánto estamos hablando? Conversamos con una especialista en terapia de parejas y con un afectado por los celos extremos de su ex, aquí está lo que nos contaron.

¿En qué momento cruzamos el límite?

Partamos de la base que sentir cierta cantidad de celos es absolutamente normal, tan normal que sería raro no sentirlos. OK, pero todo tiene un límite.

“Por ejemplo, si la pareja empieza a revisar el celular y a uno no le gusta, hay que poner el freno de inmediato. Si no se ponen reglas claras al comienzo, cuesta que después la cosa cambie y eso puede ser causal de término”, sostiene la sicóloga de www.psicologiaglobal.cl, Jessika Krohne.

Pero, ¿cómo saber si somos excesivamente celosas? Jessika Krohne sostiene que cuando los celos son injustificados, muy frecuentes y en cada instancia de la relación, se podría hablar de celos enfermizos.

“Efectivamente la pareja podría ayudar en que uno sea celosa. Ahí influyen mucho, las circunstancias en que se conoció a la pareja, cómo ésta se enfrenta a la otra gente y los antecedentes que conocemos de ésta”, sostiene Jessika Krohne.

Esto fue lo que sufrió Ignacio (26), un galán que desde el inicio de su relación tuvo que soportar constantes controles e interrogatorios injustificados de la que en ese entonces era su polola.

“En la etapa previa a la relación ella era muy normal. Cuando llevábamos dos días, justo fue Año Nuevo y no lo pasamos juntos. Según ella yo fui a una fiesta descontrolada. Ahí empezó la locura… Yo llegué el primero a mi casa y ella me estaba esperando en la puerta, nunca supe cuánto tiempo estuvo esperándome ahí, no me quiso decir”, recuerda.

La ex de Ignacio lo llamaba por lo menos 10 veces al día mientras él trabajaba, le preguntaba a sus amigos y a sus papás cómo se había portado, le pedía la clave de su e-mail y, por su puesto, se enojaba por detalles y constantemente le hacía escenas de celos.

“Aguanté tres meses, lo pasé pésimo, debí durar tres horas. Cuando terminamos fue un desahogo, absolutamente”, sentencia el galán.

Después de leer esto, de uno a 10, ¿crees que tus celos están en el justo medio? ¿Entre el cuatro y el siete? ¿O crees que te pasas de la raya?

El antídoto

Si eres celosa extrema y ya detectaste que el problema está en ti, lee estos consejos de la sicóloga Jessika Krohne:

  • Confianza ante todo. Primero que nada es importante confiar, para sentirse más segura con la pareja.
  • Comunicación. Es necesario conversar y comunicar los miedos, para poder superar esas inseguridades y alcanzar una transparencia que permita poder vivir tranquila, y que los celos pasen a ser algo secundario en la relación.
  • Motivación. Muchas veces, los celos tienen un origen en el pasado y hay que darse cuenta de eso y descubrir el hecho que causa los celos, para poder superarlos.
  • Confianza en uno mismo. Debemos evitar los pensamientos negativos y sobre todo los que son destructivos, ya que este tipo de pensamientos lo único que hacen es generar celos.

Pero, ¿qué pasa si nuestra pareja ya vio nuestra peor cara de celosas maniáticas? Ante esta duda la sicóloga reconoce que es difícil cambiar esta imagen ante la pareja, pero no imposible. “Por un lado permanece el miedo a que vuelva a ser muy celosa. Es por eso que hay que mostrarle de todas las maneras posibles que uno quiere cambiar y someterse a un tratamiento. Hay muchas terapias psicológicas muy efectivas para superar los celos”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa