*


¿Mi hijo fue abusado?

Por Camila Essus

Carmen Gloria Carrasco es educadora de párvulo y por más de 15 años trabajó en jardines infantiles de la Región Metropolitana. Su experiencia, es el reflejo de la situación que muchos se cuestionan hoy, sobre cómo darse cuenta de posibles abusos a menores. Para ella, los niños son seres completamente conscientes del abuso  “se dan cuenta y saben que les pasa algo que no les gusta, pero no pueden expresarlo”. Por eso, lo canalizan de otras formas, y es ahí donde señala, “los padres deben estar atentos a cambios en alimentación, sueño o carácter”.

Sobre los tipos de alteraciones, la psicóloga clínica infanto-juvenil Daniela Arancibia, advierte que las conductas bajo las cuales pueden manifestarse cambios son de carácter físico o emocional. En el plano interno del menor, destaca que lo más importarte es “siempre creerle al niño en su relato, y tratar de no indagar más allá de lo que él nos cuente para no victimizar aún más”.

En la siguiente tabla, se muestran algunas alteraciones asociadas al abuso, que pueden hacerse presente en el cuerpo y comportamiento de los menores:

Cambios aparentes y corporales Cambios psicológicos
Dificultad para caminar o sentarse. Juegos de connotación sexual entre pares y hacia los adultos.
Manchas en la ropa interior. Cambio repentino en el rendimiento escolar
Picazón, infecciones genitales o dolor abdominal. Estado de ánimo ansioso, agresivo o de aislamiento.

Durante 2010, la Fiscalía Nacional registró más de 14 mil denuncias por abusos sexuales a menores de edad, los cuáles se concentraron mayormente en niños entre 7 y 13 años.

: El abuso tiene que ver directamente con el cambio de ánimo. El niño no tiene el lenguaje suficiente para poder nombrar lo que le está ocurriendo. Por esto pueden existir cambios bruscos del ánimo y de conducta, principalmente en el colegio, hábitat donde un niño pasa la mayoría del tiempo.

Más allá de cómo descubrirlo, una etapa vital es conversarlo. Cómo evitar cualquier tipo de acercamiento extraño para el menor, constituye el primer paso que deben adoptar los padres. Para ello, Daniela Arancibia explica que generar conocimiento respecto al tema es fundamental para su prevención. “Desde muy temprano hay que ayudarlos a reconocer su cuerpo, cuáles son sus partes íntimas, que nadie puede tocar ni manipular”. En este aspecto, hay que ayudarlos a que respeten su cuerpo y que identifiquen los tipos de caricias que corresponden o no.

El abuso en términos legales

Para conocer los pasos a seguir al entablar una denuncia legal sobre casos de abuso, la abogada y fundadora del estudio jurídico Legal Familia, Natalia López, explicó a Buit.cl cómo proceder y qué hacer frente a sospechas de este tipo.

1. Si existen pruebas concretas sobre abusos a un menor ¿cómo es recomendable actuar?
Si el menor fue abusado o se sospecha que fue abusado en un establecimiento educacional, debe informarse a las autoridades del establecimiento, quienes tienen obligación legal de denunciar los hechos y comenzar una investigación (Están obligados a realizar la denuncia de hechos que presumiblemente revisten caracteres de delito, según el artículo 175 del Código Procesal Penal).

Primero debe recurrirse a una institución de salud para verificar si existen lesiones o algún daño de salud (física o psicologica). Posteriormente se realiza la denuncia inmediata ante cualquiera de las policías (Carabineros, PDI, Gendarmería de Chile o Fiscalía más cercana), quienes harán llegar los antecdentes al Juzgado de Garantía o de Familia, según sea el caso.

2. Para hacer una demanda legal ¿Qué procedimiento es necesario seguir?
Tratándose de un abuso sexual, estamos frente a un hecho que reviste caracteres de delito, por tanto hablaremos de una posible “Querella Penal”.

El procedimiento Penal se inicia con una denuncia, que la puede realizar cualquier persona que conozca los hechos, no requiere ser familiar directo de la victima. Y la denuncia se realiza ante el Ministerio Público (Fiscalía) o Carabineros, PDI o Gendarmería.

El ministerio público tiene unidad especial de atención de víctimas y testigos, donde se toman las denuncias y de ser necesario se otorga protección inmediata a la victima de un hecho a fin de resguardar su vida y/o seguridad. Posteriormente la persona que denuncia o los familiares directos podrán interponer una querella ante el Juzgado de Garantía, mediante un abogado particular o a través de las Corporaciones de Asistencia Judicial (Gratuitos). La Fiscalía no es el abogado de la víctima, pues su rol es investigar la ocasión de los delitos y perseguirlos penalmente, por lo que muchas veces se hace necesario contar con un abogado particular que asegure que los resultados de la investigación.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa