*


¿Qué pasa cuando tomamos en exceso?

Por Biut y Agencias

La celebración de Navidad y, especialmente la de Año Nuevo traen consigo cenas, bailes y festejos para compartir con la familia y amigos. En muchos de estos eventos el consumo de alcohol juega un papel muy relevante, pues se brinda con champaña, cola de mono como acompañante del pan de pascua y el vino para complementar la cena de navidad. Pero, ¿qué tan peligroso es para nuestro organismo un consumo excesivo de alcohol? En conjunto con el doctor René Estay, gastroenterólogo de Clínica Santa María, en Biut desciframos cuáles son las precauciones al ingerir alcohol durante esta fecha.

La primera consideración respecto de su ingesta, es saber que las consecuencias no son las mismas en hombres como en mujeres. Según afirma el especialista, lo recomendable es en mujeres, consumir una copa de vino y en el caso de los hombres dos. Las mujeres tienen una capacidad menor que la de los hombres, y como el comportamiento del organismo no es el mismo, es importante poner atención a cuánto tomamos, sobretodo en estas fechas.

“Es imposible que el hígado pueda metabolizar grandes cantidades en pocos días”, cuando las celebraciones se concentran, por ejemplo en fiestas de Fin de Año. Esta capacidad es distinta en cada persona, dependiendo de las enfermedades concomitantes y medicamentos que se estén consumiendo. Los jóvenes que empiezan a tomar, tienen un hígado menos capacitado para metabolizar, por lo tanto, este órgano se daña con mayor facilidad y están más propensos a sufrir intoxicaciones.

                                   Hígado, el más afectado

¿Qué ocurre si una persona consume más alcohol del que el hígado puede descomponer?

Es importante poner mucha atención a los adolescentes, ellos representan el principal grupo de riesgo en estas fechas. La recomendación es conversar con ellos sobre los riesgos del alcohol, controlar sus horarios  y siempre saber dónde y con quiénes están.

  • El alcohol se absorbe en el estómago y principalmente en el intestino delgado.
  • Pasa al torrente sanguíneo rápidamente, antes de 10 minutos.
  • Aproximadamente el 50% se metaboliza en el hígado, el resto circula hasta ser eliminado lentamente.
  • La concentración de alcohol en la sangre se eleva, produciendo embriaguez.
  • Los efectos en el hígado pueden ser agudos, causando una hepatitis alcohólica o crónica, produciendo un daño a través del depósito de grasa dentro de la célula hepática y así desencadenando un hígado graso, inflamación y fibrosis (se conoce como cirrosis y nueve de cada mil personas mueren por este mal en Chile).

La recomendación del especialista de Clínica Santa María es que durante estas fiestas de Fin de Año se beba con responsabilidad y moderación, para así no causar intoxicación en el cuerpo. Algunos consejos son:

  • No consumir más de una cerveza o un vaso de vino.

  • Comer antes y mientras se está bebiendo alcohol.

  • Tener cuidado con la mezcla alcohol y bebidas gaseosas, ya que el gas aumenta la absorción del alcohol.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa