*


[Columna] “Ulalá” para las jugadoras que comenzaron su Copa del Mundo

"Repróchenles detalles técnicos y tácticos a quienes siempre han tenido las condiciones y herramientas. En este Mundial Chile está haciendo lo mejor por competir".

Grace LazcanoPeriodista Deportiva / @gracelazcano

Por Grace Lazcano

Ahí estaba. Gracias a un tour de una marca, pisé la cancha y pude ver cada uno de los camarines antes del partido. Estaba todo ordenado, como tantas veces lo vi en otros amistosos. Siempre me conmovió, pero esta vez mucho más. Un año siguiéndolas de cerca y tuve que contener las lágrimas en aproximadamente veinte ocasiones.

En ese vestuario no estaban solo las nominadas. También estaban todas sus familias que las despidieron en Santiago, las que se quedaban en regiones y también todas sus compañeras con las que compartieron sus carreras -muchas de ellas también en el estadio-.

Porque mientras las jugadoras de La Roja estaban marcando un hito en la historia del fútbol chileno, también habíamos otras desde diferentes trincheras disfrutando de nuestra primera vez.

En el periodismo, por ejemplo, muchas colegas tuvieron la oportunidad de ser comentaristas, relatoras, cronistas, etc. -no se por qué creen que no pueden hacerlo con el fútbol masculino también, pero esa es materia de otra columna.

Cómo contener las emociones cuando ves a once mujeres salir a la cancha en su primer Mundial. Todas cumpliendo el sueño de sus vidas. Ojos brillantes y dientes apretados. Al menos ese era el semblante de nuestra capitana Tiane Endler, liderando a sus compañeras con seguridad al debut mundialero frente a una selección top ten, que comenzó en 1960 el desarrollo del fútbol femenino. Suecia tiene 23 participaciones en campeonatos internacionales y una medalla de plata en los JJOO de Rio 2016.

El rival era complejo y durante ochenta minutos hicieron lo que han hecho durante toda su vida: defenderse. El plan de juego, el plan de vida que te enseñan desde que naces siendo mujer, más aún en Chile.

Y cuando las cosas te salen bien y cuando las suecas no encontraban las respuestas al muro que hicieron entre las defensoras y Tiane, llegó la tormenta que les daría claridad y le quitaría la concentración a Chile. Y no es fácil caer cuando resististe tanto tiempo de pie. Ojos brillantes y dientes apretados, que duraron los 143 minutos de partido que terminaron con una amarga derrota.

Lo cierto es que hay que tener los ovarios bien puestos para haber llegado a un Mundial y ser la punta de lanza del fútbol femenino nacional. El 0-2 nos deja complicada una clasificación, pensando que ahora enfrentamos a las campeonas del mundo, Estados Unidos, pero si ellas no pierden la fe, yo tampoco la pierdo. De verdad me conmueven como tantas otras que luchamos por tener un lugar donde no siempre fuimos bienvenidas.

Repróchenles detalles técnicos y tácticos a quienes siempre han tenido las condiciones y herramientas. En este Mundial Chile está haciendo lo mejor por competir. Nadie se excusa, conforma ni reconforta. Créanme, o si no ellas no hubiesen llegado hasta aquí.

La rapera chilena Catana -Catalina Cornejo- a quien pude escuchar en París antes de venir a Rennes, lo dice bien fuerte en su canción ULalá: “Estoy creciendo grande, estoy volando mas alto, así que Ulalá. Me siento como estrella fugaz, hoy siento que lo tengo y a la vez quiero más y más”.

Ulalá para las jugadoras que comenzaron su Copa del Mundo y darán el mil por ciento para dejar bien puesto el nombre de Chile. Ulalá para todas las que hacen historia y a la vez quieren más.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.