*


mujer

Carolina Aubele y su opinión sobre la moda en Chile: “Faltan ideas más jugadas, que la gente se anime más a ser ella misma”

La especialista en moda, asesoramiento de belleza y colorimetría habló con Biut sobre el empoderamiento femenino y la relación de la mujer chilena con su propia imagen.

Por Javiera Kessra

Carolina Aubele es especialista en moda, asesoramiento de imagen y Colorimetría. Estudió diseño de modas en Milán, Londres y Copenhague. Actualmente dirige Maison Aubele, centro especializado en imagen personal, del que también es fundadora.

Aubele se ha destacado por sus potentes mensajes sobre la belleza integral de la mujer y el uso del color, gracias a esto se ha convertido en una líder de opinión. Tanto así que ya suma tres libros publicados sobre estos temas: “Secretos del vestidor”, “Secretos del Vestidor para Embarazadas” y “¡ Color!”.

En el marco de su visita a Chile, para realizar un workshop sobre colorimetría e imagen personal el próximo 30 de noviembre, nos reunimos con ella para conocer su visión sobre el rol que cumple la mujer en el mundo de la moda, la relación de la mujer chilena y su imagen y su aporte al empoderamiento femenino.

Carolina Aubele 17

¿Cuál crees que es el rol que cumple la mujer actualmente en el mundo de la moda?

La mujer está cada vez más independiente con su imagen y los ideales de belleza, está más inteligente y de a poco vamos aceptando mejor el cuerpo y el estilo de cada uno. Pero también hay algo importante, que en este momento lo que más está de moda es ser uno mismo y por eso hay tanto influencers, porque tienen una historia propia que contar y eso es el reflejo de que la moda y la imagen tienen que ver con la diversidad. Eso genera una idea de que no hay que ser solo de una forma. Es un cambio lento, las chicas más jóvenes están mucho más animadas a aceptar el cuerpo y vivirlo de manera más natural. Con las generaciones más grandes cuesta un poco más, porque son edades que crecieron y están formateadas con una cultura diferente. Mujeres acomplejadas sigue habiendo, pero hoy en día hay mucha gente que tiene onda, estilo y marcan tendencia sin tener cuerpos perfectos y eso está bueno.

¿Qué opinas sobre los cánones de belleza que promueven la imagen de mujeres extremadamente delgada?

Creo que el tema no son ellas, sino qué nos pasa que consumimos esos modelos, porque si la mujer no consumiera esos cuerpos como ideales, esas chicas no estarían ahí. Las modelos están ahí porque cada década tiene un cuerpo y prenda que se pone de moda y eso hace que el cuerpo se vea de esa forma, con estilos de gimnasia, alimentación y modelos que llevan el cuerpo en esa dirección. A ellas se le contrata para que hagan su trabajo y están encarnando lo que es la sociedad con el cuerpo. Hoy hay más diversidad, como por ejemplo las Kardashian, con las caderas enormes, quizás no tanto como en países como los nuestros, pero en el resto del mundo sí, tanto que en dibujos de Disney ya hay personajes con esos cuerpos.

Siempre la moda va a hablar de un tipo de cuerpo, porque de eso se trata, es un reflejo, pero creo que lo que hay que cambiar es la mujer como observadora y consumidora de todo esto. El desequilibrio es cuando uno toma esto en serio y lo consume. Porque puede estar de moda cualquier cosa, pero el problema es qué estamos mirando, con qué nos estamos comparando. Nos volvimos extremadamente visuales y eso también genera desequilibrio y hace que la mente le quite lugar a los sentidos. Me parece importante volver a disfrutar y percibir la belleza multisensorialmente. Cuando hablamos de que somos seres sensuales, nos referimos a que todo crea una imagen y está asociado con nuestra belleza. Hay gente que tiene cuerpos súper delgados o atractivos, pero no tiene sensualidad, alegría. En ese sentido la belleza tiene más relación en cómo usas un recurso, más que cambiarlo tanto. Las mujeres con la edad vamos adquiriendo la sabiduría y aceptación para poder manejar todo esto.

¿Cuál crees que es tu aporte a los movimientos que luchan por la igualdad de género?

Cada un colabora desde lugares diferentes. Mi cooperación tiene que ver con empoderar a la mujer. La libertad viene del poder, cuando tienes poder propio no te pueden manejar. Es muy importante que la mujer esté aceptada con su cuerpo y sienta que su imagen y su estética la acompaña en su vida profesional, social, en todo. Porque en esta sociedad hay una debilidad grande de la mujer asociada a la aceptación del cuerpo. Las mujeres se sienten menos, hay problemas de autoestima y cuando uno aprende a vestir su cuerpo, a verlo y valorarlo de un lugar distinto, te sientes más segura. El foco de la mujer a veces es muy complejo y cuando uno trabaja la imagen, con diagnósticos, puedes aprender a ver cuál es tu belleza verdadera para entender en qué dirección está diseñada naturalmente. Puedes empezar a elegir, invertir mejor y verte bien y cuando pasa eso, te sientes bien. Para mí, la imagen tiene que ver con el bienestar, con disfrutar y con la calidad de vida.

¿Qué opinas sobre las tendencias “Body Positive” en el mundo de la moda y la publicidad?

El cuerpo que no está sano, no se ve bien. El peso de más y de menos, no nos hacen bien, porque los extremos no son buenos, para ninguno de los dos lados. Hay mensajes que se ponen de moda reflejando a modelos con exceso de peso como parte de una aceptación y diversidad. Pero me parece que hay que tener cuidado, porque el exceso de peso también trae problemas, y de repente está el discurso inclusivo de que el exceso de peso hay que aceptarlo, y sí, obvio que hay que aceptarlo, porque es el principio de cambiar cualquier cosa, pero también hay que promover que si bien, no hay que hacer dieta, es importante comer saludable.

¿Desde cuándo el gusto por la moda se convierte en una necesidad de ayudar al otro?

Desde siempre tuve una sensibilidad humana muy importante, trato de que todo lo que hago le sume a los demás. Es mi manera de estar en el mundo, hasta cuando hablo con una amiga.

¿Eso te motivó a escribir tus libros?

Eso me ayuda a escribir los libros, a marcar una diferencia de mi visión o mi voz en lo que hago. Creo que es importante saber desde qué lugar uno aborda todo eso, colaborando en la manera en que la mujer se ve a sí misma. Es súper relevante mirarnos desde la aceptación y construir la belleza a partir de ahí (…) Cada libro, desde su lugar, es una forma de compartir ideas y enseñar, porque mi manera de trabajar la imagen es reeducar a la mujer, porque lo único que aprendimos de la imagen es que el color negro te adelgaza y el blanco engorda y en realidad la imagen es una forma de comunicarnos, tratarnos, vernos a nosotros mismos y necesita ser constructivo y reeducado (…) Soy como docente innata, prefiero enseñarlo todo para que la persona se libere.

cof

Moda en Chile

¿Cómo crees que ha evolucionado la moda en Chile?

Creo que Chile ha cambiado un montón, se ha actualizdo y hoy están totalmente al día en lo que se usa. Que a veces uno no lo vea tanto en la calle, puede que tenga que ver con cómo es la mujer. Eso sí,  veo gente que es un poco clásica, pero está bien, es el estilo del lugar, pero no quiere decir que no sepan lo que se usa o no estén en búsqueda de algo diferente. El chileno está súper despierto y al tanto de todo lo que pasa. Tienen marcas maravillosas, con colecciones muy buenas y es algo lindo de aprovechar.

¿Qué crees que le falta a Chile en esta materia?

Faltan ideas más jugadas, que la gente se anime más a ser ella misma. Un poco más de locura.

¿Crees que los diseñadores chilenos tienen responsabilidad en eso?

Los diseños los marcan los consumidores, la gente, porque son ellos los que eligen. La moda se hace en la calle, cuando la persona elige qué se va a poner y qué la representa. La moda no la hace el diseñador, él es solo un proponedor de ideas. He visto buenos diseños en Chile, los diseñadores van proponiendo ideas más jugadas y la gente de a poco se va animando más. Por eso no culparía al diseñador, porque no es culpa de nadie, simplemente así funciona la moda como sistema.

¿Qué mensaje quieres hacer llegar a las mujeres chilenas?

Que las mujeres se sientan mejor consigo mismas, más empoderadas, que se animen a comunicarse o afianzar su estilo personal a través de su imagen, de una forma más creativa y coherente con quienes son. Que puedan correr más riesgos en cuánto a cómo se visten y cómo se ven.

cof

¿Cuál crees que es la clave para sentirnos bien con nuestra propia imagen?

Creo que cuando embellecemos algo, primero debemos amarlo porque si no es muy difícil crear belleza realmente. Creo que es importante tratarnos y embellecernos desde el amor por nosotros mismos y el respeto, dejando entrar más lo que nosotros opinamos de nosotros mismos, que lo que piensa el resto. Mucha gente se viste pensando en lo que los otros opinan y lo más importante es que opinas tú de ti mismo. Eso es ley, es el punto de partida.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.