*


influencer

Fashion Influencer: todo lo que debe saber un desconocido para saltar a la fama en redes sociales

Hablamos con Camila Byrt y Benjamín Schipper para conocer todo sobre el mundo de los influencers ¿Cuánto invierten en sus cuentas? ¿Cuánto ganan? Y ¿cómo llaman la atención de las marcas que los apoyan? Acá te contamos todo.

Por Javiera Kessra

Desde que aparecieron las redes sociales, el camino para quienes quieren saltar a la fama se ha hecho bastante más expedito. Y es que ya no es necesario asistir a pruebas de cámaras, participar en un reality, ni esperar que algún productor de televisión te descubra en la calle. 

En este contexto han aparecido nuevos conceptos, como “youtuber” o “influencer”. Y aunque algunos tienden a asociar estas palabras con rostros conocidos o del mundo del espectáculo, lo cierto es que existe una gran cantidad de “influenciadores”, que nada tienen que ver con la fama televisiva y cuentan con miles de seguidores que despiertan el interés de muchas marcas. 

Pero ¿cómo podemos convertirnos en influenciadores? En Biut conversamos con dos “fashion Influencer”, y otros experto en esta materia, que nos revelaron las claves para que una persona común y corriente logre que miles de personas sigan sus redes sociales y despertar el interés de las marcas para apoyar sus cuentas y generar un ingreso extra.  

Jerarquía de influencia

Según un informe elaborado por la consultora GoldmediaInstagram es la plataforma más utilizada a nivel mundial, principalmente para “el desarrollo de acciones de marketing con influencers”.

Según Bee Influencer, una plataforma de marketing digital que pone en contacto a diversas marcas con influencers, las cuentas de los influencer se miden según la cantidad de seguidores que tienen. De esta forma, los clasifican en:

– Nano influencers: 1-3k seguidores – Micro influencers: 3-10k seguidores – Macro influencers: 10-100k seguidores – Mega influencers (o rostros): >100k seguidores

Imagen enviada por Been Influencer.

Imagen enviada por Been Influencer.

Camila Tagle, fundadora de Bee Influencer, asegura que en este mundo la calidad está por sobre la cantidad. “Nos enfocamos justamente en los micro y nano influencers, porque son los que mejor resultado tienen”, asegura.

Sin embargo, la especialista aclara que todo depende del foco que la empresa quiera en sus influenciadores, ya que “si solo te preocupa el alcance, puede que éstos salgan más caros. Porque a medida que más seguidores tienen, menos cobran por seguidor”, asegura.

Por el contrario, indica que “si lo que las empresas buscan son resultados (conversión), los micro y nano-influencers tienen mejores resultados, porque tienen más credibilidad”.

Desde el principio

Camila Byrt y Benjamín Schipper  clasificarían en el mundo de los macro-influencers. Él con casi 15 mil seguidores en Instagram y ella con más de 10 mil, se iniciaron en esta red social desde cero y jamás pensaron que llegarían a convertirse en influenciadores de moda.

Benny, como se apoda en Instagram, comenzó a ganar seguidores cuando trabajó en un canal de televisión como periodista, su profesión.

“Me pasaron un proyecto donde era como un rostro digital de un reality y ahí los ‘fans’ del programa me empezaron a seguir y empecé a sumar. Pasé de 1.000 seguidores a 11.000 en un mes y medio o dos, fue muy rápido y con una gran diversidad. Creo que por eso las marcas se empezaron a fijar en mí”, contó.

Ver esta publicación en Instagram

365 días en este canal que ya es mi segunda casa Que vengan puras cosas buenas. #pasomásacaqueenmipropiacasa

Una publicación compartida de Benjamín Schipper M. (@benny_schipper) el


Por su parte, Camila nos cuenta que  siempre ha sido amante de la moda y antiguamente tenía Tumblr, una plataforma donde se subían fotografías, donde aprovechaba de compartir imágenes de otras personas relacionadas a la moda. Cuando nació Instagram comenzó a publicar contenido propio. “Se empezaron a fijar en mí desde los dos mil o un poco menos de seguidores, porque empecé abarcar más gente y ahí se dio solo este mundo de los ‘influencers'”, nos cuenta.

Ambos señalan que esto no ha significado un gasto monetario, todo lo contrario, “he recibido muchas cosas”, aclara Benjamín.

Al igual que Camila, quien comenta que ser fashion influencer, “me ha dado beneficios monetarios (…) Instagram me ha ayudado a crecer, que me inviten a más eventos, conocer más gente y trabajar con marcas”.

¿Cómo subir una buena foto a Instagram?

Las fotografías son la base de Instagram y los influencers lo saben. Es por esto que dedican mucho tiempo a crear y seleccionar las mejores imágenes para su perfil.

“Estoy  a cada rato pensando qué subir. Tengo fotos guardadas, que no he publicado, porque tengo planeado hacerlo en cierta fecha”, asevera Camila.

En el caso de Benjamín, jamás pagó por sacarse fotos, “me las sacan generalmente mis amigos, pero con una buena cámara, donde no se vean pixeladas ni se pierda la calidad, aunque nunca invertí en cámara profesional, sí me compraba un buen celular con buena cámara y si estaba con un amigo que tuviera un mejor celular, lo aprovechaba”.

Ver esta publicación en Instagram

Turisteando

Una publicación compartida de Benjamín Schipper M. (@benny_schipper) el


Camila cuenta que al principio le pagaba a fotógrafos profesionales para tener buenas fotografías, pero hoy ya no invierte en eso.  

“Se da todo natural. Hay mucho fotógrafo que le gusta sacarme fotos y a mí me gusta trabajar con ellos (…) porque no me gusta la selfie, entonces me gusta que me saquen fotos para subir buen contenido a Instagram, que se vean nítidas y compartir los looks que usé o voy a usar, nunca los invento (…) Así que no ha sido un gasto, me ha dado beneficios que nunca pensé porque yo trabajo en algo completamente distinto”, contó Camila, quien se desempeña en su día a día como médico cirujano.

Ver esta publicación en Instagram

Mi look para el evento pasado de @retrovision_ Una publicación compartida de Wedont_Like (@wedont_like) el

Pero hay algo en lo que ambos concuerdan: tener una “pose” preferida, es clave.

“Me gusta sacarme fotos sentados, son las fotos donde miro directamente a la cámara. Si quiero sacarme una foto más casual generalmente son de pie, como caminando o sonriendo para el lado”, señala el periodista.

Ver esta publicación en Instagram

POSE.

Una publicación compartida de Benjamín Schipper M. (@benny_schipper) el

Por su parte, Camila revela que tiene “una cara y pose especial para mis fotos (…) Sé el lado que más me gusta, cómo ponerme para verme más alta”. Pero aclara que siempre trato de ser súper real en eso, “si salgo con estrías, celulitis o rollito, lo muestro tal como es, me da lo mismo. Y siempre uso lentes, no me maquillo muy seguido así que me salvan y es mi accesorio favorito”, asegura. 

Ver esta publicación en Instagram

De a poco me voy bronceando! Una publicación compartida de Wedont_Like (@wedont_like) el

¿Qué gana un influencer?

Muchos se preguntan “¿cuánto gana un influencer?” “¿cómo es que las marcas se interesan en ellos y los contactan?”

Según lo que nos revela Camila, esto depende de cada caso. En su caso, ella le cobra solo a algunas marcas, dependiendo de lo que pidan.  “Si siento que es más trabajo sí. Pero si la marca me gusta mucho, no lo siento como tanto trabajo y por eso el pago es muy variable. Depende de cuánto me pida la marca, de cuántas fotos, de cuántos seguidores tengo o si la marca me gusta mucho o no”, dijo.

Eso sí, Byrt aclaró que “nunca colaboro con marcas que no me gusten o que sienta que sus productos son malos o que no usaré. Los canjes trato de elegirlos y si me llega sin saberlo, si no me gusta, no lo subo”.

Ver esta publicación en Instagram

Me encantaron estas sombras de la nueva línea Quad de @narsissist #narsissist !!✨ son mucho más pigmentadas y cremosas!! Muy brillantes!

Una publicación compartida de Wedont_Like (@wedont_like) el

Benjamín también cobra, dependiendo de la marca y el ingreso que esta tenga. “Me pagaban por campaña y dependiendo de la marca fijaba un precio. Llegué a cobrar hasta $250 mil más canje. Siempre es plata más canje”, añade.

Además, ambos enfatizan en que al principio se asesoraban con otros amigos o conocidos ya insertos en este mundo, para saber cuánto cobrar, qué pedir y qué invertir. Pero a medida que pasó el tiempo fueron aprendiendo y hoy manejan por sí solos sus “negocios de Instagram”, algo que los dos aseguran les encanta.

A raíz de la relación que tienen  las marcas con los influenciadores, Tagle entregó tips para las empresas a la hora de seleccionar con qué influencers trabajar:

¿Qué llama la atención de una marca?

Tasa de engagement

La tasa de engagement tiende a bajar a medida que aumentan los seguidores. Por eso es que los micro y nano influencers tienen tasas más altas. El promedio para las categorías más altas es de 3-4%, y para micro y nano influencers es cerca al 6-8%. Una tasa menor al 3% se considera bajo y nosotros desaconsejamos trabajar con tasas tan bajas porque significa que esos influencers no tienen mucha cercanía con sus seguidores.

Tasa de contenido

El contenido que sube debe ser acorde con la marca. Si un influencer hace recomendaciones de productos que no van en la “línea editorial” de él, esa recomendación no va a tener buenos resultados. En cambio, si el contenido está completamente en línea con la marca, entonces el influencer puede recomendar el producto/servicio y se va a ver absolutamente natural y orgánico. Los seguidores andan buscando ese tipo de contenido.

Claves para convertirse en influenciador

La fundadora de Bee Influencer comparte cinco sugerencias para quienes buscan convertirse en influenciador de alguna categoría.

1. Contenido

Enfocarse en unos pocos temas al momento de subir contenido. Si tratan de subir de todo tipo de cosas, al final no están apuntando a nada en paticular.

2. Constancia

Hay que mantenerse constante con las publicaciones que se hacen. No existe un número específico de publicaciones a la semana recomendado, pero si es importante que sea constante. Puede ser 2 diarias como puede ser 1 a la semana. Pero si hace 1 a la semana, no pueden estar periodos de 1 mes sin subir contenido, porque si no, va a perder seguidores. Es un trabajo de largo plazo, no se puede esperar tener resultados antes de tiempo.

3. Medición

Medir todo lo que hacen en redes sociales. Ir viendo qué tipos de contenido funcionan mejor con sus seguidores y cuáles no. Ir probando cosas nuevas para ver si se puede cambiar el enfoque del contenido, y si tiene buenos resultados, seguir en esa línea.

4. Cuenta pública y de empresa

Tener cuenta empresa en Instagram desde un principio. Así van a poder ir viendo las estadísticas, viendo qué publicaciones tuvieron más alcance, en qué horarios funcionan mejor sus seguidores, en qué días de la semana es más efectivo, etc.

5. Interacción

Tratar de interactuar lo más posible con los seguidores, por ejemplo respondiendo los comentarios de la gente, respondiendo los mensajes directos que les pueden enviar, etc. Esto los hace ver como una persona más cercana.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.