*


brazos

Cuatro reglas para conseguir brazos firmes y tonificados este verano

Para las mujeres, esta es una de las zonas más difíciles de moldear, pero no imposible. Para lograrlo, aplica los consejos que Camila Lucero, personal trainer de Hard Candy Fitness entrega para conseguir cambios en dos semanas.

Por Biut

Los días de calor han hecho que cambiemos nuestra forma de vestir: atrás quedaron los abrigos y también las blusas con mangas largas y en su reemplazo llegaron las poleras con pabilos y los vestidos strapless. Es un hecho que ya comenzó la temporada para mostrar más piel y con esto la hora de lucir nuestros brazos sin miedo, pero, ¿estás preparada para hacerlo o sientes que con sólo hacer el gesto para detener la micro toda esta extremidad se mueve?

Si te sientes disconforme con esta zona de tu cuerpo, no te preocupes, porque a continuación te mostramos cómo puedes hacer para que tus brazos estén más delgados y tonificados antes de que llegue el verano, simplemente siguiendo algunas reglas:

brazos

Regla 1: Poco peso y muchas repeticiones

Por lo general, las mujeres tienen más grasa en los brazos que los hombres y esto se debe a la genética, pero a la vez por un tema hormonal. Y aunque esto es común en el sexo femenino, también hay chicas que acumulan aún más volumen, debido al exceso de peso.

Si eres una de ellas, el mejor consejo para que puedas adelgazar tus brazos es “realizar ejercicios de bajo peso y muchas repeticiones a una intensidad moderada, además de ejercicios de tipo cardiovascular, como por ejemplo la natación. Esta es una gran alternativa para disminuir la grasa de los brazos, ya que además ayuda a mejorar la resistencia. El secreto está en que el agua es 1.000 veces más densa que el aire y los ejercicios en ella suponen un esfuerzo ocho veces mayor que en seco”, cuenta Camila Lucero, personal Trainer de Hard Candy Fitness.

Otro simple secreto que te ayudará a quemar más calorías en esta zona del cuerpo es hacer que tus brazos siempre estén activos. Una buena idea es levantar mancuernas o bolsas con peso, con las que puedas hacer trabajar los músculos. Con esto evitarás que la grasa quede estancada en el brazo y así ayudarás a que se disuelva más rápido.

Regla 2: Respetar las “superseries”

Las “superseries son dos ejercicios para músculos opuestos o dos ejercicios para el mismo músculo, que se hacen de manera seguida. “Cuando entrenamos músculos antagonistas como el bíceps y el tríceps, logramos más fuerza en el segundo, pero cuando trabajamos el mismo músculo, la fuerza es inferior en el segundo movimiento. Lo ideal es descansar sólo después de haber completado ambos ejercicios, y repetir las series prescritas. Una buena rutina sería hacer, por ejemplo, cinco ejercicios de entre 30 segundos y un minuto de duración cada uno (dependiendo del nivel de entrenamiento), descansos de 30 segundos y repetir la superserie entre tres y cinco veces”, recomienda la experta en acondicionamiento físico.

Si eres principiante, lo ideal es que comiences haciendo 30 minutos de natación y las superseries, tres veces a la semana. En tanto, cuando llegues a un nivel más avanzado lo ideal es nadar tres veces a la semana, al menos 1.500 metros y los otros dos días complementar el trabajo en el agua con ejercicios localizados de superseries.

Regla 3: Complementar el ejercicio con otras disciplinas

En la mayoría de los gimnasios existen clases en las que se puede trabajar de forma más intensa el tren superior del cuerpo, donde, junto con moldear, también puedes tonificar los brazos con ejercicios específicos y cardio. En Hard Candy las clases de Sweat & Swim (natación), Addicted to Swim (natación) y Addicted to Sweat nivel 1 (toalla), Bosu box o Aerobox son disciplinas idóneas si tu objetivo es mejorar el aspecto de esta zona.

Regla 4: Constancia y dieta saludable

Si eres constante con el ejercicio, los cambios llegarán de forma rápida. Según la entrenadora de Hard Candy Fitness “si este plan de actividad física es acompañada con un programa nutricional, los primeros cambios se pueden notar en la segunda semana de entrenamiento, dependiendo de la adaptación. En tanto, ya se puede hablar de un cambio sustancial a partir del tercer mes de entrenamiento“, explica Lucero.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.