*


De tacones a zapatillas…¡Las mujeres se toman la pista!

Por Biut y Agencias

La práctica de este deporte entre ellas va en aumento, por lo que es importante que las corredoras conozcan las características que las diferencian de los hombres al momento de trotar. Esto las ayudará a tener un buen desempeño en carreras y en Biut, te mostramos algunos consejos para obtener el rendimiento perfecto.

Las corridas son una buena instancia para disfrutar del gusto por este deporte y en estas fechas hay varias marcas que han optado por organizar actividades deportivas. Por ejemplo, McDonalds 5K se realizará simultáneamente en 15 ciudades de Latinoamérica y convocará a más de 40 mil mujeres de la región. Para enfrentar esta y otras actividades similares de la mejor forma, sin riesgos innecesarios y prestando especial atención a aquellas características propias del género, expertos entregan consejos enfocados a aquellas mujeres que quieran sumarse a esta creciente tendencia.

Ellas al trotar

La fisiología femenina favorece mucho la práctica del running, así lo afirma el Dr. Marcelo Jara, cirujano de Tobillo y Pie de la Clínica Dávila. “Las mujeres cuentan con extremidades proporcionalmente más cortas con un centro de gravedad más bajo, lo que les entrega más capacidad de equilibrio”. A ello se suman otras características, como la elasticidad de sus ligamentos.

El running pasó de ser una moda a transformarse en un estilo de vida. Cada vez son más las mujeres que, sin importar si es invierno o verano, si es de madrugada o ya es de noche, han decidido cambiar los tacones por zapatillas, dejar los problemas de lado y salir a trotar libremente por las calles y parques de la ciudad.

A su vez, este deporte ayuda particularmente al género: el lograr zancadas cada vez más largas, necesarias para disminuir los tiempos, implica mayor trabajo de los músculos superiores de las piernas y los glúteos. Además estiliza y entrega firmeza a su figura, al mismo tiempo que los cambios de ritmo en las rutinas de entrenamiento, ayudan a quemar más calorías y así bajar los kilos que están demás.

Otros beneficios que entrega esta práctica, es el aumento de endorfina en el organismo, lo que genera una sensación de placer en las corredoras. Esto permite disminuir los niveles de angustia y estrés en las mujeres. El running también impide la acumulación de grasa en los muslos, disminuyendo la celulitis y, este ejercicio tonifica todos los músculos del cuerpo, bajando la presión sanguínea y reduciendo el trabajo del corazón, lo que aumenta el número de glóbulos rojos y la cantidad de hemoglobina, mejorando de esta forma el transporte de oxigeno.

Prevenir lesiones

Es importante tener presente los inconvenientes físicos que pueden sufrir las corredoras, para saber cómo evitarlos. El médico Marcelo Jara cuenta que “las lesiones más comunes tienen relación con la impacto repetitivo que se genera al trotar, como es el caso de las roturas meniscales, los esguinces de tobillo y los desgarros musculares”. Para prevenir las contusiones musculo esqueléticas, es necesario realizar entrenamiento previo y usar equipamiento de buena calidad y acorde a las necesidades de cada runner.

Las mujeres que comienzan a trotar e incorporar el running a sus vidas, deben tener presente los siguientes consejos para así disfrutar del entrenamiento sin inconvenientes: “lo ideal es alcanzar un peso adecuado antes de las prácticas intensas, para así prevenir lesiones por sobrecarga crónica del cuerpo. Además, conviene usar equipo deportivo apropiado a las características fisiológicas individuales”, recomienda en cirujano de Tobillo y Pie de Clínica Dávila.

TIPS para las runners

  • VESTIMENTA. Es importante que las corredoras usen un sostén firme, un modelo deportivo para trotar, el que les ayudará a evitar la elongación de los ligamentos de Cooper, soporte natural de las mamas.
  • CALZADO. Antes de comenzar a trotar, es necesario elegir el calzado adecuado según el tipo de pisada que se tiene. Estas zapatillas deben ser las adecuadas para trotar dependiendo si es sobre cemento, pasto o tierra, de modo que el impacto de cada pisada sobre el organismo sea amortiguado por ellas. Además, es recomendable cambiar las zapatillas cada 6 o 12 meses.
  • ALIMENTACION. Para evitar calambres, es fundamental consumir alimentos ricos en potasio, como los cítricos, las legumbres, los vegetales verdes y plátanos. También es importante beber dos litros de agua al día para evitar deshidrataciones.
  • LESIONES. Es fundamental mantener los huesos fuertes y sanos para evitar fracturas. Para ello es necesario consumir alimentos que aporten calcio, fósforo y magnesio al organismo, como por ejemplo la leche y sus derivados, la cebolla y el salmón.

TAGS:
ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa