*


Beneficios del calcio

Por Camila Essus

El calcio está presente en varios productos de consumo diario. Su fuente por excelencia está en la leche y todos sus derivados, además de legumbres, verduras de hoja verde y almendras. Si bien ya conocemos varios de los beneficios que el calcio brinda a los huesos y dientes, esta vez nos centraremos en otras de sus ventajas, y en conjunto con Francisca Banda, ingeniera en alimentos de La Vaquita, les contaremos cuál es su importancia para el ciclo de vida de la mujer.

En primer lugar, el calcio debe ser consumido desde corta edad si que quiere aprovechar al máximo la cantidad de beneficios que tiene para la evolución de la mujer. Mientras más pequeños comencemos a ingerir productos que lo contengan, mejor será su uso a lo largo de la vida. “El requisito de calcio es más alto durante la niñez y la adolescencia porque los huesos están en rápido crecimiento y es necesario contar con calcio adicional para que los huesos se fortalezcan”, explica la especialista, por lo que su a aporte idealmente debería obtenerse mayoritariamente antes de los 17 años.

Sobre en qué ocasiones y cantidades incluir en la dieta, Francisca Banda recomienda 250 ml de leche descremada, 45 g de queso, 1 vaso de yogurt, además de su inclusión en preparaciones culinarias que brindan dos beneficios: un mejor sabor y un aporte significativo de calcio. Si además desea combinarla con otros elementos, es posible hacerlo con la vitamina D y la lactosa, que ayudan a una mayor absorción del calcio.

Algunas de sus funciones

A continuación, algunos roles conocidos y desconocidos sobre el efecto del calcio sobre el cuerpo humano.

Formación y mantenimiento de los dientes.
El calcio aporta en el desarrollo de la estructura de los dientes. Su calcificación comienza a partir del quinto mes de vida intrauterina y se completa entre los 18 y 23 años. Así se obtienen dientes más fuertes y protegidos.

El consumo de calcio ayuda entre otras cosas a la transmisión del impulso nervioso, contracción muscular y potencial de la membrana celular.

Estructura ósea más fuerte.
La ventaja del aporte de calcio a los huesos tiene que ver con la prevención de enfermedades como la osteoporosis. Si existe una ingesta adecuada de calcio durante la vida, en las primeras etapas éste se guarda en los huesos para evitar una pérdida significativa de masa ósea.

Periodo de gestación más sano.
El consumo de calcio en embarazadas y en periodo de lactancia debe ser mayor que el sugerido para adultos, se calcula que alrededor de 1000 mg/día. Durante el embarazo la ingesta de calcio debe ser mayor para suplir la deficiencia que ocasiona la formación del bebe.

PRE menopausia.
El embarazo y la menopausia representan etapas claves en el desarrollo de vida de la mujer. En ambas situaciones, se produce una considerable pérdida de masa ósea que debe ser compensada con la ingesta de alimentos ricos en calcio, los cuales ayudarán a obtener los niveles adecuados presentes en el organismo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa