*


El amor engorda

Por Biut y Agencias

Piensen en lo siguiente. Cuáles son las típicas cosas que hacen cuando alguien les gusta. Las mujeres más osadas, invitan al chico que les tinca a tomar un helado o van por algún otro panorama, donde generalmente habrá algo para comer. Mientras que las que aún creen en los cuentos de hadas, esperan que las llamen para llevarlas a dar un paseo, y comer algo rico por ahí. Que generalmente no es light. O, ¿no son acaso los matrimonios grandes demostraciones de compromiso y amor entre dos personas? Claro que sí, y cada vez que uno de estos se hace, las comidas servidas son comúnmente contundentes, ricas, pero con aliños, cremas y salsas que no ayudan a mantener la línea. De hecho, me atrevería a decir que, a veces, el amor es poco apto para diabéticos. Ya que, a pesar de que últimamente la sociedad los está ayudando cada vez más a disfrutar de momentos casi dulces, los mejores panoramas de a dos son muchas veces, los que se “chanchea” una rica comida calórica, un helado ojalá con doble baño de chocolate, o que se yo. Pero, en fin… sigamos. ¿Cuál es otro de los panoramas que uno hace cuando está “in love”? Salir a tomarse un copetito, los que acompañan buenas conversaciones, que al final nos hacen conocer más a la persona que tenemos al lado. Y en estas entretenidas conversaciones, vamos sumando calorías con vasos que se vacían y se vuelven a llenar. Suma y siguen las razones.

Otra ocasión que se nos ocurrió, bastante típica en personas flechadas por Cupido, son las idas al cine. Donde, obvio se ve una buena película, pero nunca lejos de algo que nos mantenga con un rico gusto. En este caso, las temidas cabritas. Temidas, porque engordan bastante más de lo que muchas creen.

¿Se dan cuenta que con Julieta tenemos razón? El amor, claro que engorda. Pero, les tengo una última pregunta.

¿No creen que es mejor tener un par de kilitos de más, que un cuerpo escultural, sin nadie que lo admire? Así, llegamos a nuestra segunda teoría, es mejor estar un poco (ojo, un poco) más gordita, feliz, querida y pasar la vida suspirando, a ser una flaca poco sonriente.

¿No les parece?

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa