*


Estrella Morente: la voz del filme Volver trae su herencia flamenca

Por Biut y Agencias

Que 20 años no es nada, dice una de las líneas más conocidas que ha cantado Estrella Morente. Pero no, su propia carrera contradice el tango de Gardel que interpretó en Volver, porque cuando la música de la película de Almodóvar se escuchó por primera vez en el cine, sólo habían pasado 10 años desde que la cantaora había debutado ante un público masivo.

El comienzo fue frío. Era 1996, tenía 16 años y estaba de pie en la ceremonia inaugural del Mundial de Esquí de Sierra Nevada, en España. Pero era difícil que la recepción también fuera gélida. Morente tenía el apoyo de un árbol genealógico con raíces tan profundas en el flamenco que incluso desbordaban hacia otros estilos musicales.

Hoy es una de las voces principales del flamenco. A sus 31 años , Estrella Morente ha editado tres discos (Calle del aire, Mi cante y un poema y Mujeres), ha ganado premios como el Ondas a la Mejor Creación Flamenca y ha sido nominada al Grammy Latino 2006 a mejor álbum del género. Además con su música ha viajado a Estados Unidos, Italia y, ahora, Chile.

Estrella Morente llega hoy a Santiago tras presentarse en Brasil y Argentina, para inaugurar a las 20.00, en el Tearo Municipal de Las Condes, la versión local del Festival de Buenos Aires, el que por primera vez sale de Argentina.

La mixtura como clave

Lo tenía en el soundtrack de su infancia. Estrella Morente es hija de la bailaora Aurora Carbonell y de Enrique Morente, cantaor que revolucionó el flamenco al mezclarlo con estilos diversos, hasta con rock. Por eso, en su casa de Granada, el flamenco no era la única ley. La artista ha contado que creció escuchando a clásicos del tango como Piazzolla y Susana Rinaldi, y que su madre le enseñó que la mejor canción de amor de todos los tiempos era Ne me quitte pas en la voz de Nina Simone. Bien lejos de la península ibérica.

Vertientes híbridas que ella ha seguido explorando no sólo para continuar la herencia familiar. Según ha confesado en distintas entrevistas, su afán es acercar el flamenco a ambientes en que es desconocido. Aunque no sólo acerca su música. Hace 10 días, la cantaora cerró el Festival de Flamenco de Lisboa, donde bajó del escenario para cantar a cappella, rodeada por el público que había repletado el Coliseu dos Recreios. Esa personalidad de estrella es otro de los elementos que ha aportado a su consagración.

“Su voz abierta, mosaico aleatorio que se presta a lecturas y significados múltiples, asume una gran virtuosidad y riesgo, ya que el ritmo y el grado de conflictividad a que somete las melodías es muy intenso”, palabras elogiosas que no escribió un fan, sino el crítico Manuel Martín, del diario español El Mundo.

Estrella Morente debuta en Chile, pero este no es el comienzo de su contacto con el país. En el homenaje a Pablo Neruda que se realizó el 2004 en Barcelona, la artista participó interpretando el poema ¿Quiénes se amaron como nosotros? Además se siente vinculada por su padre. En una reciente entrevista en el diario español El País, dijo: “Iré a Santiago, iré recorriendo lugares por los que él (su padre) estuvo y procuraré estar a la altura”. Enorme desafío, considerando que lo define como “el máximo creador que ha existido en esta música del flamenco”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa