*


jogn-galliano

John Galliano: La primera entrevista desde el derrumbe del niño terrible

Por Andrea Hartung / @jartung

“Ahora comprendo que estaba tan enojado e infeliz conmigo mismo, que dije la cosa más odiosa que pude”, explica el diseñador, que en 2011 fue despedido de Dior por sus comentarios antisemitas.

Hasta 2011, John Galliano podía ser considerado el niño terrible del mundo de la moda, pero con ciertos límites. Pero después de aquella noche en la que emitió comentarios antisemitas afuera de un pub en Francia, su mundo tomó otros tintes. La casa de modas Dior lo despidió, y el mundo le dio la espalda.

Hasta ahora, Galliano había mantenido silencio. Pero este año, de a poco, está regresando al mundo de la moda. Pero no olvida sus demonios. Y los recuerda, de hecho, en su primera entrevista después del escándalo, para la revista Vanity Fair.

Respecto a sus comentarios antisemitas:

“Es lo peor que he dicho en mi vida, pero no quise decirlo… He estado intentando resolver qué motivó mi enojo hacia esa raza. Ahora comprendo que estaba tan enojado e infeliz conmigo mismo, que dije la cosa más odiosa que pude“.

“Suena extraño, pero estoy agradecido por lo que pasó. He aprendido mucho sobre mi mismo. He re-descubierto a ese niño que tenía hambre de crear, que creo que había perdido. Estoy vivo”.

Sobre sus adicciones:

“Nunca tomé alcohol para ser creativo, o para investigar. Nunca necesité alcohol para eso. Al principio, el alcohol era una muleta afuera de Dior. Luego lo usaba para relajarme después de las colecciones. Pero mientras más colecciones creaba, este relajo era más frecuente, y luego me volví un esclavo suyo”.

“Luego llegaron las píldoras porque no podía dormir. Luego llegaron otras píldoras porque no paraba de tiritar. También tenía estas botellas enormes de licor que la gente me regalaba. Hacia el final, era lo que pudiera conseguir: vodka o vodka y tónica. Vino también, con la esperanza que me ayudara a dormir. Error. Igual logré detener las voces. Escuchaba estas voces en mi cabeza, haciéndome tantas preguntas, pero nunca, ni por un segundo, iba a admitir que era un alcohólico. Pensé que podía controlarlo”.

El vestido de novia de Kate Moss:

“Crear el vestido de Kate me salvó en lo personal, porque fue mi rehabilitación creativa. Ella me desafió a comenzar una vez más“.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.