*


¿Cómo enfrentar el colon irritable?

Por Biut y Agencias

El estrés o angustia se presentan como factores frecuentes al diagnosticar la presencia de distintos tipos de síndrome de intestino irritable. En cifras, el 30% de la población chilena lo ha sufrido y el 75% de los casos corresponde a mujeres. Se trata de una de las enfermedades intestinales más frecuentes, conocida como colon irritable.

Para orientar a nuestras lectoras acerca de los riesgos, consejos y tratamientos derivados de esta complicación, el gastroenterólogo de Clínica Vespucio, Dr. Rodrigo León, entrega detalles para prevenirla.

Algunos de los síntomas más comunes de esta patología son dolor abdominal, hinchazón, y evacuaciones irregulares. Respecto de sus orígenes, “actualmente no se ha identificado una causa específica por la que se produciría el síndrome, sin embargo, se piensa que exponerse a situaciones de estrés y angustia pueden ayudar a generarlo”, explica el especialista.

El estrés es uno de los factores más importantes que lo gatillan, ya que las emociones influyen en todos nuestros procesos vitales, y en ocasiones los síntomas de muchas enfermedades, incluidas las digestivas, pueden empeorar frente a situaciones de tensión. “En el caso del colon irritable se debe probablemente a un cambio en el funcionamiento intestinal más que a un aumento de la inflamación del órgano, aunque no se descarta que en procesos crónicos de estrés pueda desarrollarse una inflamación intestinal”, apunta.

Como el control del estrés, además de llevar un plan de alimentación adecuado, resulta complejo, el gastroenterólogo de Clínica Vespucio recomienda tomar las siguientes medidas de prevención para evitar los molestos síntomas del colon irritable:

  1. Comer seis veces al día en menor cantidad en lugar de tres comidas fuertes.
  2. Incluir alimentos ricos en fibra a la dieta.
  3. TRATAMIENTO. Resulta importante la visita a un gastroenterólogo que prescriba medicamentos para aliviar los síntomas de dolor, hinchazón, diarrea o estreñimiento. También, en algunos casos, es necesario acudir a un psiquiatra o psicólogo para aprender a manejar las emociones y controlar las situaciones que generan estrés.

  4. Tratar de controlar las situaciones de estrés y evitar las que lo ocasionan.
  5. Dormir al menos ocho horas para permitir la relajación del cuerpo.
  6. Beber al menos dos litros de agua diariamente para favorecer la formación de materia fecal.
  7. Evitar el uso de laxantes.
  8. Evitar el consumo de tabaco, bebidas alcohólicas y drogas, que favorecen la irritación del intestino.
  9. Evitar alimentos irritantes y los que provocan gases, como leguminosas, café, ají, pimienta, mostaza, bebidas gaseosas y alimentos grasosos en exceso (frituras).

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.