*


Buscan frenar edificios en altura en barrio Club Hípico y Parque O’Higgins

Por Biut y Agencias

Los tradicionales barrios Club Hípico y Parque O’Higgins poco a poco han ido desapareciendo. Edificios de más de 20 pisos de altura comenzaron a brotar en el sector hace más de 10 años, entremedio de casonas de antiguas poblaciones obreras. En plena Av. Beauchef 1325, existe un inmueble que la municipalidad considera que rompe con la armonía de las cuadras aledañas, declaradas zona típica en 2002.

Por eso, los vecinos y las autoridades municipales se unieron para frenar el problema. Desde hace dos años que trabajan en una propuesta que modifique el actual Plan Regulador Comunal de 1995 y que luego de ser evaluado por el municipio, se detectó que no posee normas de edificación que se ajusten a la realidad del barrio, al permitir edificios de gran altura.

Ahí crecen edificios que no armonizan con el entorno de casas de un piso.

“Se ha hecho un estudio extenso para generar nuevas normas para este importante sector de la comuna. Esto nos permitirá controlar la excesiva construcción en altura. Hoy queremos seguir repoblando, pero con mejor calidad de vida”, enfatiza el alcalde de la comuna Pablo Zalaquett.

Cambios

La nueva propuesta aumenta la zona residencial hacia sectores que en el actual plan eran para actividades productivas, como el cuadrante que forman las calles Exposición, Camino a Melipilla y San Vicente. Allí también se reducirá la altura máxima de edificación de 20 pisos a sólo siete. La manzana al poniente del Club Hípico, en tanto, pasará a un máximo de cuatro. “Pretendemos, así, potenciar los barrios residenciales y restringir los usos de suelo que no son compatibles con el residencial”, agrega Zalaquett.

Como la idea es también proteger el patrimonio del sector, un equipo técnico del municipio hizo un levantamiento de las edificaciones que presentan valor histórico o arquitectónico y que estaban sin protección.

Los lugares seleccionados se expusieron a la comunidad y los vecinos propusieron otros inmuebles que consideraban valiosos, tales como la parroquia San Gregorio (Av. Ramón Subercaseaux), la población Yarur y la villa Arauco (Av. Mirador), entre otros.

En total fueron 32 los edificios seleccionados como los mejores exponentes del patrimonio de barrio, cuyos orígenes están ligados a las viviendas sociales y edificios industriales y de bodegaje de la primera mitad del siglo XX.

Junto con esto se creó una nueva zona de conservación histórica, delimitada con Av. Blanco Encalada, Ramón Subercaseaux y Av. Beauchef, lugar en que se podrá construir casas de hasta tres pisos.

“Estamos muy conformes con la propuesta, pero siempre y cuando se cumpla. Nos preocupa que se levanten más edificios y se pierdan nuestras casas que son una leyenda. La mía y de mi familia era antes la casa de mi abuelo”, cuenta Benito Rojas, presidente de la Junta de Vecinos Nº 2 Pedro Montt.

Incentivos

Las inmobiliarias tendrían la oportunidad de aumentar hasta cuatro pisos en algunos sectores del barrio, si es que cumplen con algunos requisitos que incluye la propuesta del nuevo plan. Entre ellos, con hacer departamentos de más de 50 m2 para disminuir la densidad de las edificaciones; poner instalaciones de reciclaje para el control de residuos; e incorporar fachadas con cubierta verde, que funcionan como aisladores térmicos.

Al interior del Club Hípico se cambiaría el uso de suelo y pasaría de ser un área verde privada a una nueva zona exclusiva para la actividad hípica (no podrá hacer un mall, por ejemplo). La reducción de las alturas también influiría en el recinto, por lo que el gerente, Juan Pablo Lira, explicó que están estudiando para presentar observaciones.

La propuesta está en etapa de difusión. Luego será presentada al Concejo Municipal y después a la Seremi de Vivenda.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa