*


calorias

Para bajar de peso: las calorías no son lo más importante en una dieta

Para bajar de peso, muchos buscamos alimentos bajos en calorías, y terminamos el día sumando cuántas hemos consumido durante el día. Pero ¿qué pasa con la calidad de la comida que nos alimenta?

Por Andrea Hartung / @jartung

La mayoría de las dietas más populares de los últimos años, se basan en limitar las calorías. La más conocida, vendría siendo la que dice que hay que consumir 1200 calorías al día para bajar o mantener un peso ideal. Pero ¿qué pasa si te contamos que las calorías no son lo más importante de una dieta?

Claro, podríamos pensar que tomando mucha bebida gaseosa dietética y consumiendo solo sopa de sobre baja en sodio, podríamos bajar de peso en un dos por tres. Quizás efectivamente tu cuerpo empiece a sentirse más liviano pero ¿a qué costo? ¿Cómo nos alimentan estos productos y qué efectos tienen en nuestro organismo?

Imagen: Gentileza PIxabay

Imagen: Gentileza PIxabay

El médico Mark Hyman, escribió una columna para la sección Healthy Living del Huffington Post, en el que se refiere a la diferencia entre una caloría y otra. Porque, como ya se podrán imaginar, las calorías no fueron creadas iguales.

El especialista compara 750 calorías de bebida con 750 calorías de brócoli, una vez que entran a tu cuerpo. ¡Revisa los resultados a continuación!

Las calorías en la bebida

En el caso de la bebida, 750 calorías contienen 46 cucharadas de azúcar, libres de fibra. Esta azúcar es absorbida por tus entrañas, junto con la fructosa y la glucosa de la bebida. Esto hace que aumente el nivel de azúcar en la sangre, generando un efecto dominó en tus hormonas, lo que termina aumentando el tamaño de tu estómago. De paso, aumenta tu presión y, en el caso de las mujeres, se reduce la fertilidad.

Como si fuera poco, tras consumir 750 calorías de bebida, tu apetito aumenta porque la insulina bloquea la hormona que controla el apetito. Consumiste todas esas calorías, pero sigues muerta de hambre. Esto te hace consumir aún más azúcar, para saciar la necesidad de comer.

Para qué hablar de los efectos negativos de la fructosa en tu hígado, donde empieza a crear grasa, desatando aún más resistencia a la insulina ¿Qué pasa con esto? Pues terminas guardando todo lo que comes en tu estómago.

Las calorías en el brócoli

Ahora, revisemos qué pasa cuando comemos 750 calorías de brócoli, lo que equivale a 21 tazas de la verdura. Acá tenemos 67 gramos de fibra, a diferencia de la bebida, donde básicamente no hay nada. Además, el brócoli está compuesto en un 23% por proteínas, 9% de grasa y 68% de carbohidrtados.

Al ser carbohidratos compuestos por mucha fibra y poca azúcar, se digieren lentamente y no alteran los niveles de azúcar en la sangre.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Por otro lado, hay tanta fibra en el brócoli que tu cuerpo absorberá muy pocas calorías, y las que sí sean absorbidas lo harán lentamente, de tal forma que sentirás una sensación de saciedad y no de más hambre.

Por otro lado, el brócoli ayuda a desintoxicar el hígado y está lleno de vitamina C, lo que te protege contra enfermedades como el cáncer y los problemas al corazón.

¿Se dan cuenta? La misma cantidad de calorías no es igual en una bebida sin fines alimenticios y en una verdura, que solo nos alimenta.

Por eso, antes de pensar en las calorías, en nuestro próximo viaje al supermercado pensemos en cómo y con qué nos estamos alimentando.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.